Brooklyn Follies

0
41

Llena de digresiones, ?Brooklyn Follies? es un novela de Paul Auster: para reír, pero también para pensar.En busca de la vida perdida

- Publicidad -

?La vida es aquello que te va sucediendo mientras tú te empeñas en hacer otros planes?, dijo alguna vez John Lennon. Esta frase, por demás conocida, es indudablemente la moraleja que se esconde detrás de ?Brooklyn Follies?, la novela del escritor norteamericano Paul Auster. Un libro en el que Auster -autor de ?La trilogía de Nueva York? y ?Leviatán?, entre otros- renueva su mirada acerca de los temas de siempre: la búsqueda de la identidad, la amistad, el azar, y el poder de la literatura.
Llena de digresiones, ?Brooklyn Follies? es una novela para reír, pero también para pensar. Las múltiples referencias a la literatura clásica y las agudas reflexiones de los personajes, presentes en casi toda la obra de Auster, invitan al lector a buscar indicios más allá de la historia que permiten alcanzar un mayor nivel de comprensión del libro.

Volver a empezar

Nathan Glass, un vendedor de seguros de unos sesenta años, ha sobrevivido a un cáncer de pulmón y a un divorcio luego de tres décadas de matrimonio. Buscando un sitio para vivir lo que queda de su ?ridícula vida?, llega a Brooklyn, el lugar donde nació y pasó su infancia. Pero en contra de todas sus predicciones, en Brooklyn no lo espera la muerte sino todo lo contrario.
?Estaba seguro de que iba a morirme (?), me resultaba difícil imaginar cómo iba a salir adelante. De ahí Brooklyn. De ahí el inconsciente regreso al lugar donde había empezado mi historia?, recuerda Nathan.

Para ocupar sus días y con el objetivo de sentir que está haciendo ?algo importante?, Nathan emprende un bizarro proyecto literario: escribir El libro del desvarío humano, una colección de anécdotas propias y ajenas sobre equivocaciones, torpezas, disparates. En palabras del propio Auster, se trata de un libro en el cual el protagonista se propone narrar ?las historias de los miles de hombres olvidados?. Un libro que, por momentos, no es otro que el mismo ?Brooklyn Follies?.

La vida de Nathan da un vuelco inesperado cuando conoce y se reencuentra con varias personas que van a cambiar su vida, al mismo tiempo que relacionándose con él, ellas reinventan las suyas. ?Brooklyn Follies? es la crónica de estos encuentros, pero también es la historia de cada uno de estos individuos: Tom, su sobrino; Harry Brightman, el misterioso dueño de Brightman´s Attic; Aurora (Rory), la hermana de Tom que representa a la típica norteamericana que busca en el fanatismo religioso la solución a todos sus problemas; su hija Rachel; Lucy, la hija de Rory; y Nancy (o HMP, Hermosa Madre Perfecta), una vecina.
Todos los personajes de ?Brooklyn Follies? están transitando un proceso de crisis existencial. Y es Nathan quien, de alguna manera, se convierte en una especie de gurú para todos ellos.
Los días pasan y Nathan continúa vivo. Muchas cosas han cambiado. Su vida ha dejado de ser ?ridícula?, en cambio, ha cobrado sentido: viajes, proyectos, largas charlas de café, aventuras, literatura, risas, mujeres, nuevas amistades. Y de a poco Nathan se va dando cuenta de que Brooklyn, ese lugar que había elegido para morir, se ha convertido en el escenario de una suerte de renacimiento.

Un antes y un después
¿Eso es todo? No. Detrás de la historia de Nathan, se esconde otra historia: la del mundo antes del atentado contra las Torres Gemelas.

En una entrevista recientemente publicada en el diario Clarín, Auster explica por qué este libro: ?Quería hacer el elogio del mundo antes de la catástrofe, exaltar la belleza simple de estar vivos, con todos los dolores y las alegrías. Después las cosas cambiaron: entramos en una nueva era y ya no volveremos a ser como antes?. Y agrega que se refugió en la comedia porque estaba ?profundamente deprimido?.

?Brooklyn Follies? termina antes de los ataques, en un mundo feliz. Y los finales de las historias de Nathan y sus amigos responden a la fórmula del happy ending. No podría ser de otra manera. No nos olvidemos de que finalmente ?Brooklyn Follies? no es más que una comedia.

Publicado en Leedor el 22-03-2006