Photoespaña pisa Venezuela

0
10

El 3 de diciembre inauguró en la Caja del Centro Cultural Chacao de Caracas la primera edición de Photoespaña en Venezuela con una selecciòn de fotógrafos latinoamericanos dando pulso a lo que va pasando con los nuevos artistas hoy.

En un esfuerzo conjunto entre el Centro Cultural Chacao, la Embajada de España, la de Argentina y Colombia, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y el Centro de Estudios Fotográficos-CIEF de Caracas se lleva a cabo por primera vez en Venezuela una edicion de Photoespaña.

(Re)presentaciones. Fotografía latinoamericana contemporánea lleva como titulo la exposición de una serie de trabajos en serie fotográficos que reùne artistas de Costa Rica, México, Argentina, Venezuela y Brasil y se podrá ver hasta febrero en este Centro Cultural de la zona de Chacao en pleno Caracas.

Los fotògrafos y sus series: Fabián Hernández (Los olvidados, Costa Rica),  Luis Arturo Aguirre (Desvestidas, México)  Humberto Ríos Rodríguez (Tránsito, México), Mariela Sancari (El caballo de dos cabezas, Argentina) Xtabay Zhanik Alderete (Paisajes para el fin de la existencia, México) “Roberto Tondopó (La casita de turrón, México), Irama Gómez (Los matrimonios viejos no se dan los buenos días, Venezuela), Ilana Lichtenstein (Una y otra erupción, Brasil) y Juan Carlos López Morales (4 13, México), Aglae Cortés (Tratado visual sobre el vacío, México), Eduardo Jiménez (Espacios de control, México).

La serie Los olvidados retrata de forma potente a 4 ex combatientes de la guerra Civil que tuvo lugar en Costa Rica en 1948: ancianos vestidos con sus uniformes militares sobre un fondo de color, apenas iluminado. Un proceso històrico que tuvo como resultado la abolición del ejército y la lucha por la Democracia real y que las fotografìas tratan de significar en toda su nostalgia por los tiempos pasados

La argentina Mariela Sancari apela a la historia detrás de la fotografía, el extrañamiento en la serie “El caballo de dos cabezas”, dos hermanas se identifican en una sola pose, o una sola mirada. Tras el suicidio de su padre, dos hermanas y su madre ven alterada su vida para siempre: un viaje a México va conformando un juego de vínculos simbióticos. La propia fotógrafa, es registrada junto con su hermana en un contexto de elementos familiares botines de un viaje que escapa a la ausencia. Mucho vacío simbólico en estas fotografías de Sancari.

Entre la ironía y la observación de los vinculos amorosos, la venezolana Irama Gómez cita a García Márquez para llamar a su trabajo: “Los matrimonios viejos no se dan los buenos días.” En una población venezolana llamada Yare, una pareja de ancianos es retratada en su silencio cotidiano en furioso blanco y negro.

Casita de Turrón / Bosque encantado del mexicano Roberto Molina Tondopó parece inventar un mundo infantil donde se esconde una terribilidad, pero son sus propios sobrinos los que son representados en un campo de ficciòn que toma elementos reales. Un pasaje entre la niñez y la adolescencia, niños con los rostros tapados en medio de una escenografìa de fiestas infantiles multicolor.

Tambien multicolor es la propuesta de Luis Arturo Aguirre, los colores saturados que rodean a esos cuerpos ambiguos, entre lo femenino y lo masculino, sin los vestidos pero con maquillajes exagerados y peinados travestis. comúnmente llamados “Vestidas” Aguirre llama a esta serie su contrario, despojándolas de sus ropas, pero no de su identidad Xtabay Zhanik Alderete parte de otro sentido de pérdida de un ser querido, esta vez su abuela. “Paisajes para el fin de la existencia” se titula su serie.

Los velatorios mexicanos son el tema de Humberto Ríos, sin diferencia entre los modestos o los mas suntuosos, salas de espera, mayormente un “Tránsito” en la espera por despedir la muerte. De los más ascéticos trabajos de esta Photoespaña.

Del mismo modo que Ríos, Eduardo Jiménez también se ocupa de espacios, más públicos que privados, comedores de fábricas, vacìos de gente, pero llenos de sillas y mesas “modernos campos de concentración laboral,emplazados de tal forma, que el control ejercido sobre los trabajadores es evidente”: cámaras de vigilancia, enormes ventanales, “donde no hay lugar para improductividad ni el tiempo muerto”. Poéticas y críticas fotografias de este otro artista mexicano.

Aglae Cortés Zazueta de México y su “Tratado visual sobre el vacío” asimilan el cuerpo humano con fachadas de edificios, el montaje de estas grandes fotografias casi sobre el piso contribuyen a marcar un juego de abstracciones, horizontales y verticales que es realmente atractivo.

La muestra se completa con Tercera frontera video con fotos fijas en blanco y negro de la peruana Leslie Searles Mejia. Un proyecto que tiene lugar en Iñapari, en Perú, allí 250 Haitianos estuvieron varados durante casi cuatro meses a comienzos del 2013, ejemplo de las duras politicas de inmigración del gobierno de Brasil con los haitianos. Este trabajo tendrá una segunda parte cuando los haitianos llegan a Brasil.

Una agenda de actividades culturales acompañará el festival fotográfico hasta el viernes, gracias a la colaboración de la Oficina Cultural de la Embajada de España en Venezuela, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo y el Centro de Estudios Fotográficos-CIEF.

Tres curadores venezolanos, una argentina y un colombiano Lorena González y los fotógrafos Nelson Garrido y Ricardo Jiménez, de Venezuela; junto con la curadora argentina Kekena Corvalan y el fotógrafo colombiano Daniel Santiago Salguero realizarán el visionado de la próxima selección.

Compartir
Artículo anteriorBarrilete cósmico
Artículo siguienteUn invierno en la playa
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.