Niña Soviética, de Liria Evangelista

2
20

La memoria defectuosa puesta a prueba, burlona y a la deriva en el tercer libro de Liria Evangelista.

- Publicidad -

Nueva obra publicada de Liria Evangelista, que se suma a La buena educación (2009) y Una perra (2012), esta vez editada por la cordobesa Borde Perdido Editora.

Y de bordes perdidos se trata el libro, por lo menos dos: los del género literario y los de la memoria.

Vayamos por el primero. Niña Soviética es primera que nada un blog, que Liria lleva como uno de sus crímenes no cometidos, parafraseando a Adorno. O sí, efectivamente cometidos, porque Liria destripa los géneros, que conoce como buena doctora (en todos los sentidos del término), de la literatura y el lenguaje. Entonces, llevar un blog que es casi una manera de huir de uno mismo en las mosquitas aplastadas de la escritura, negras sobre blanco, para construir una experiencia autobiográfica que contiene poesía, narrativa, archivo, ficción, documental, microhistoria y macrohistoria, psicoanálisis, etnografía, pornografías y teorías de imaginación.

Y ahora mordamos lo segundo: la memoria. Niña Soviética es la descostura de una trama sabida, para desnaturalizarla, es decir mentir, desconvertir el mecanismo, escarbar en el recuerdo para desagotarlo, en todos los sentidos: dejar correr el agua libremente, vaciar, hacer descansar, volverlo gota a gota, como impulso vital, como un latido.

De Urquiza a Floresta, de los campos de exterminio en la ciudad de Buenos Aires y de nosotrxs frente a ellxs, de la alusión a Libertad Lamarque que no hace más que empeñarse en ser como su propia mamá, y su propia mamá que se empeña en ser donante de ausencia, del cuerpo ausente y querido que la escritura reconstruye; desde la historia de tantos y tantos inmigrantes, reactivada, relanzada hoy con los movimientos fronterizos y las derivas, Niña Soviética es un corpus errático de esos que solo Liria Evangelista sabe cómo agenciar.

Para acceder al libro, contactar con: https://www.facebook.com/borde.perdido

  • seba maturano

    Hermosa reseña, muchas gracias…

  • seba maturano

    ahh, y es muy lindo encontrarse con cosas que uno hace por lugares que uno desconoce, como el dibujito de tapa que hice para el libro…