Mar del Plata 2013: competencia oficial

0
4

Un picadito  por algunos films de la Competencia Oficial horas antes de la entrega de premios.

La Laguna

El tema de la búsqueda personal (su protagonista quiere encontrar una laguna termal para combatir sus dolores físicos) marca el debut de los directores, Gaston Bottaro y Luciano Juncos, que nos presentan su opus como un viaje espiritual, y un desafío a partir de los cambios internos que experimenta el personaje que guía el relato. Pero el trayecto se complica, dada la aridez del terreno y el silencio del guía que acompaña a nuestro atribulado héroe. La Laguna se constituye en un testimonio silencioso sobre las incomodidades de los espacios y las dificultades personales en sus búsquedas internas.

 

Little Feet” (Alexandre Rockwell, Estados Unidos)

Noveno largometraje de este realizador norteamericano, en este caso en formato 16 milímetros, en blanco y negro y de una hora de duración  en el que se propone a la manera de un ejercicio experimental retratar a sus dos hijos en largas sesiones lúdicas en las que interactúan entre sí y por momentos con un amigo barrial.

Su intención con esta realización, según lo manifestado en la conferencia realizada el día de la presentación del film, fue la de volver a los orígenes de su filmografía, dejándose llevar por la emoción y construir una película desde el corazón.

Lana Rockwell, hija del director ha tenido una gran participación en la estructura del film, ya que es la protagonista y co-guionista de Little Feet. A propósito de la inclusión de la pequeña y su hermano, Rockwell expresó que: “Los niños pueden ser insoportables o maravillosos, no obstante amo filmar con niños. Los niños nos enseñann a estar presente en el aquí y ahora. Estos como los ancianos nos enseñan a parar un poco, ya que nunca tienen prisa. El título de mi película iba a ser Panda y su placard, pero luego fue modificado por el actual.

 

La Bataille de Solférino” (Justine Triet, Francia)

Con las elecciones de Francia de fondo (6 de mayo de 2012) Triet se propone retratar una situación de violencia familiar representada a través de un matrimonio separado y ferozmente incomunicado en el que el padre reclama ver a sus hijas pequeñas, y cuyo régimen de visitas es sutilmente o no tanto,  obstaculizado por esta ajetreada y desorganizada madre, quien es corresponsal televisiva de estas elecciones. Y la batalla parental se desencadena, precisamente, en la calle Solferino, cerca de la sede del partido socialista. La metáfora sobre las dos Francias divididas e irreconciliables es indisimulable.

La protagonista de La Batalla…, presente en la conferencia de prensa, expresó: “En la filmación pasaron muchas cosas que tuvieron que incorporarse al film. Se filmó con 8 cámaras, que estaban allí desde el día antes. En un contexto así se complicaba bastante, por lo que la gente nos confundía con presentadores televisivos reales y al actor que representaba al padre lo confundían con un violento y amenazaban con llamar a la policía.”

The Eternal Return of Antonis Paraskevas” (Elina Psykou, Grecia)

Truculentamente desconcertante y sarcástica, se describe aquí la historia de Antoni Paraskebas, otrora famoso presentador televisivo, (personaje imaginario inspirado en un periodista brasilero Walter Souza, y en otro periodista griego que se volvió loco por el bajo rating) simbolizando a la Grecia actual.

De alguna manera, “The Eternal…” es un film político. Su directora comenzó a escribir su guión cuando aún la crisis económica no había estallado en su país, si bien la decadencia cultural y social ya estaban presentes. Los flashbacks en relación al surgimiento del euro y la banalización de los programas televisivos son más que elocuentes.

La referencia a El Resplandor de Stanley Kubrick y tambien a Caché (Escondido) de Michael Haneke, fueron resaltadas por su directora con relación a la distancia que el personaje establece con el espectador y su calculada frialdad.

Yvy maraey – Tierra sin mal” (Juan Carlos  Valdivia, Bolivia / México) –

La realización de una película documental con el afán de retratar a los indígenas guaraníes marca el punto de partida de un viaje compartido entre un director de cine y un líder indígena, en la búsqueda por la épica y la historia de un pueblo. Valdivia, quien a su vez se reserva para sí el rol protagónico, expone con dinámica notable los entrecruzamientos y prejuicios entre las dos culturas (el karai, que es el blanco y el nativo) a la hora de comunicarse o de construir una interculturalidad.

Road Movie, o viaje iniciático y bellamente fotografiado (mérito de Paul de Lumen), el film intercala además textos y poemas de la cultura indígena.

La conclusión acerca de si la comunicación entre ambas culturas ha sido enriquecedora o transformadora , quedará a cargo del espectador.

El film nos retrotrae de algún modo a la intención que Arguedas esgrimió con su libro Los Ríos Profundos con relación a la cultura quechua.

Compartir
Artículo anterior28° Festival de Mar del Plata: un fenómeno de público
Artículo siguienteDescubrí al asesino invisible: concurso de cortos
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.