Mar del Plata 2013: Drinking Buddies de Joe Swanberg

0
11

Un film inconsistente, sobre dos parejas de amigos, que bien podría ser una serie televisiva (New Girl, y con el mismo actor (Jake Johnson) y Olivia Wilde, empleados ambos de una fábrica de cervezas artesanales de Chicago, con una historia de amistad, coqueteo y con demasiado histeriqueo inconducente. Escenas totalmente improvisadas ex profeso rodadas en 17 días, y con un guión de 45 páginas. Por lo que el film fue pensado como un proceso de trabajo en conjunto.

Su director explicó al público que el film tuvo que ver con una necesidad personal, ya que si no filma tiene un síndrome de abstinencia. Cuando se le preguntó -ya que lo había mencionado- ¿Cuál era esa necesidad personal? respondió” Me gusta filmar, y esto es una adicción para mí y por lo tanto, si bien es un peligro en cierto sentido, no guionar la actuación de los actores.  yo creo en la colaboración.” Agregó: “¿En 17 días de rodaje, que podía hacer? Y mencionó a “El graduado”, y al cine de Woody Allen, cuyos rodajes se realizaron en meses. Y que “él quería que le diesen el dinero necesario para filmar, y para pagar a los actores, agregó: “La ventaja no obstante de que el costo sea tan bajo le permite bajarla vía internet, para que todo la gente que quiera pueda verle”.

Entre sus influencias habló de los directores del 80 y 90 americanos, luego mencionó a Tarantino, “quien es para él es uno de los pocos directores que cuando filma hace algo bueno y diferente…”me parece terrible repetirme, por lo que no sé que me depara el destino…posiblemente la próxima vez haré un guión de otra manera.”

Una deduce de estas palabras, que si hubiese tenido dinero y por lo tanto más tiempo para rodar hubiese hecho algo mejor….. un poco inentendible, ya que contaba con buenos actores…. Y esto no tiene que ver en absoluto con que el film tenga un final feliz. Sino en trabajo de actores y guión.