Los prohibidos de la cultura por la Dictadura en Argentina

0
83
A propósito del reciente descubrimiento de documentos en el Edificio Cóndor con listas de personalidades de la cultura de prohibidas por la Dictadura Fernando Varea nos hace llegar oportunamente la lista que figura en su libro EL CINE ARGENTINO DURANTE LA DICTADURA 1976/1983.
El libro de Fernando Varea es uno de esos textos imprescindibles para entender modos de producción, temas preferenciales, politicas de gestión y de prohibiciones, de la Dictudura en la ARgentina en el periodo 1976 1983.
Editado por la Municipalidad de Rosario en el 2006, y reeditado en el 2008 puede consultarse en varias bibliotecas tanto en Rosario como en Buenos Aires. (Quedan algunos ejemplares en la tienda de Leedor).
(…) Leopoldo Torre Nilsson, que había viajado a Europa, se quedó por decisión propia más tiempo del previsto en Francia y España, y aunque regresó en agosto de 1976, ya no volvió a filmar: frustrados sus nuevos proyectos, murió enfermo dos años después. Favio viajó a México, en 1979 volvió y se recluyó en Mendoza, y tres años después, aprovechando una gira como cantante, se radicó nuevamente en México y luego en Colombia. Feldman, Martínez Suárez y Jusid no volvieron a filmar un largometraje en siete años o más. Luis Brandoni (actor de Juan que reíaSola) y su entonces mujer, Marta Bianchi (que también actuaba en Sola),  habían vuelto a mediados de 1975 de un breve exilio en México, y ahora los mantenía ocupados la representación de “Segundo tiempo” en el porteño teatro Lassalle, a la vez que iniciaban un largo período de inactividad en el cine y la televisión; por otra parte, ambos fueron sometidos, en julio de 1976, a interrogatorios intimidatorios (41). En el terreno profesional, algo similar vivió la pareja que formaban en ese tiempo Federico Luppi (que había actuado en Juan que reía) y Haydeé Padilla: después de viajar a España contratados para representar allí “El gran deschave”, volvieron y continuaron haciendo teatro en nuestro país, sin poder aparecer en cine y TV por varios años. Bárbara Mujica (actriz de Los muchachos de antes no usaban arsénico) volvía de trabajar para una serie televisiva en Colombia, iniciando asimismo un largo período de forzoso silencio, con algunas esporádicas incursiones en teatro. Después de actuar en la obra “El gran soñador” y mientras se demoraba el estreno de Piedra libre, Marilina Ross partía a España, desde donde era convocada para hacer cine y teatro, sin poder regresar hasta más de cuatro años después. Lautaro Murúa (que actuaba en No toquen a la nena y Sola) pensó radicarse en Perú, pero también fue invitado a España –debido al éxito allí de La Raulito–, donde trabajó como actor y director con algunos altibajos, sin volver a la Argentina por unos seis años. Atemorizada por las amenazas que recibió en junio de 1976, mientras representaba su unipersonal “Sobre el amor y otros cuentos sobre el amor”, Norma Aleandro (que había cumplido un rol secundario en No toquen a la nena), decidió probar suerte en otros países, consiguiendo más éxito en Uruguay y Venezuela que en España: durante cuatro años y medio no trabajó en Argentina. También María Vaner y Chunchuna Villafañe (ambas actrices de No toquen a la nena) se fueron, la primera a España y la segunda a Francia, y Alberto Fernández de Rosa (que interpretaba un papel secundario en Juan que reía), no volvió a verse en los medios audiovisuales argentinos durante varios años.
         No fueron, claro, los únicos: otra gente vinculada, de una u otra manera, al cine nacional, como Fernando Pino Solanas, Octavio Getino, Rodolfo Kuhn, David Stivel, Norman Briski, Carlos Carella, Cipe Lincovsky, Inda Ledesma, Jorge Rivera López, Víctor Laplace, Emilio Alfaro, Juan Carlos Gené, Virginia Lago, Oscar Ferrigno, José María Gutiérrez, Onofre Lovero, Pedro Aleandro, Héctor Tealdi, Lidia Lamaison, Elsa Berenguer, Hedy Crilla, Alejandra Boero, Marta Gam, Edgardo Suárez, Ricardo Passano, Mario Luciani, Beatriz Matar, Zulema Katz, Alejandro Marcial, Pablo Racioppi, Julio Cortázar, Osvaldo Bayer, David Viñas, Sixto Pondal Ríos, Dalmiro Sáenz, Osvaldo Dragún, María Elena Walsh, Carlos Gandolfo, Bernardo Kordon, Samuel Eichelbaum, Juan José Manauta, Roberto Cossa, Agustín Cuzzani, Carlos Gorostiza, Ricardo Halac, Ricardo Monti, Tomás Eloy Martínez, Mercedes Sosa, Horacio Guarany, Velmiro Ayala Gauna, Juan Carlos Tata Cedrón, Virtú Maragno, Saulo Benavente, Graciela Galán, Augusto Bonardo, Marcelo Simón y Julio Márbiz integraron, de la misma manera, listas de prohibidos (42).
         También hubo casos como el de Jorge Prelorán, documentalista e investigador antropológico que en agosto de 1976 se fue a Estados Unidos –donde uno de sus posteriores trabajos llegó a estar nominado al Oscar (43)–, imposibilitado de concretar aquí sus proyectos. “Yo no lo voy a explicar políticamente, porque no me interesa –explicó tiempo después–. Llegó un momento en que yo no tenía más dinero, la inflación estaba llegando a un estado calamitoso, el nuevo gobierno no iba a financiar ningún proyecto de este tipo… No me consideraba subversivo, pero sí persona no grata. Entonces había que irse” (44).
         Las consecuencias fueron más graves en otros casos: Luis Politti (protagonista de No toquen a la nena), tras sufrir amenazas e intimidaciones, partió a México, luego a España –donde trabajó en teatro, cine y televisión–, retornó fugazmente a nuestro país a fines de 1979, y, de vuelta en España, una enfermedad que contrajo se complicó con la angustia del exilio, muriendo en julio de 1980; el mismo año, el cineasta Jorge Cedrón murió también, en circunstancias extrañas, en una comisaría de París; el realizador Enrique Juárez y el autor y guionista Francisco Paco Urondo fueron asesinados por comandos militares en nuestro país; los realizadores Raymundo Gleyzer (camarógrafo en Adiós Sui Géneris) y Pablo Szir, el asistente Armando Alberto Imas, los escritores y periodistas Rodolfo Walsh y Roberto Carri, el periodista y ocasional cortometrajista Enrique Raab, los actores Diego Botto y Gregorio Nachman, y las actrices Hebe Lorenzo y Silvia Shelby, fueron secuestrados y desaparecidos por la represión ilegal en esos años.
(41) Según información aparecida en La Opinión, “Extraoficialmente se supo que habían debido cumplir un trámite de rutina en la superintendencia de Seguridad Federal”, hecho al que “Brandoni restó toda importancia” (“Hubo alarma por Luis Brandoni y Marta Bianchi”; 11/7/76; pág. 18).
(42) Lista de “prohibidos” de abril de 1981, publicada por la revista Movimiento Nº 5/6, abril/junio de 1983, reproducida en Barulich, Carlos; Las listas negras; El Cid Editor; Buenos Aires; 1983; págs. 163/173. Una “nómina de personas vinculadas al ámbito cultural con antecedentes ideológicos desfavorables”, según documentos de la llamada “Operación Claridad” llevada a cabo durante la dictadura militar, revelados por Clarín en su edición del 24/3/96, incluía también –junto a algunos de los ya nombrados– a Alberto Fischerman, Aída Bortnik, Sergio Renán, Fernando Arce, Jorge Goldenberg, Carlos Somigliana, Ricardo Talesnik, Pacho O’Donnell, Eduardo Pavlosvsky, Agustín Alezzo, Alberto Adellach, Jorge García Alonso, Andrés Lizarraga, Agustín Mahieu, Ernesto Schoó, Ariel Ramírez, Armando Tejada Gómez, Alfredo Zitarrosa, César Isella, Chacho Santa Cruz, Julia Elena Dávalos, Los Andariegos, Los Cuatro de Córdoba, Buenos Aires 8, Marikena Monti, Piero, Gianfranco Pagliaro, Litto Nebbia, Roque Narvaja, Rodolfo Mederos, Eduardo Aragón, Rodolfo Alchourrón, Pedro Orgambide, Angel Ruggiero, César Carducci, Rosa Avila, Juan Carlos Spaltro y gente vinculada a la actividad de algunos cine clubes.
(43) Luther metke at 94, co-dirigido con Steve Raymen, nominado al Oscar por mejor documental en 1980.
(44) “Filmar al hombre por sobre todas las cosas”, reportaje a Jorge Prelorán de Fernando Brenner; Humor Nº 135; septiembre 1984; pág. 85.
Compartir
Artículo anteriorPierre Huyghe, retrospectiva en el Georges Pompidou
Artículo siguienteConcurso binacional ArBol (Argentina-Bolivia) de cuento y poesía
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.