Comolli en Buenos Aires

1
5

Un placer escuchar a Jean Louis Comolli a lo largo de los tres días del seminario en el auditorio de la Colección Fortabat en Buenos Aires.

- Publicidad -

Realizador, critico, investigador, redactor en jefe de Cahiers du Cinéma entre 1966 y 1971. Dirigió más de 60 documentales, de los que algunos se están proyectando en la Sala Lugones de Buenos Aires en este momento. Incluidos el estreno de A Fellini, d’un spectateur amoureux que se realiza el domingo próximo (Programa completo aqui)

Un promedio de 100 personas asistieron a lo largo de los tres días de este seminario de entrada libre y gratuita de Fundacion Telefónica. Entre ellos, la mayoría estudiantes, algunos documentalistas, historiadores y teóricos del cine de Buenos Aires. El espacio del Museo Fortabat, cedido a la organización fue un espacio ideal que además se pudo visitar como bonus track de estas tres jornadas de puro conocimiento cinéfilo.

El seminario ahondó en el lugar central del espectador de cine, un lugar normalmente desplazado tanto por críticos como por el canon de la historia del cine, mas abocada a la obra y al análisis del objeto que al proceso de percepción y operatoria imaginaria del espectador. Los vínculos que se establecen entre el campo y el fuera de campo propios del espacio fílmico, la posibilidad de entrar o salir de él y sus referencias eróticas, son subtemas que despliega Comolli con comodidad, sustentado además por la convicción de que tanto la pulsión en todas sus variantes como el deseo, desde el psicoanalisis o desde la filosofía son tambien constitutivos del análisis filmico.

Los fragmentos elegidos minuciosamente: “Kids Auto Races In Venice” corto de Chaplin de 1914, La Ricotta de Pasolini de 1962, el comienzo de “La Dolce Vita” de Fellini o un fragmento de Sherlock Jr. de Buster Keaton. Todos apuntan a marcar las paradojas del espectador.

Comolli tiene un modo sencillo para decir cosas complejas: el observador forma parte de la observacion, pero tambien forma parte de lo observado. En el cine, como en ningún otro lado sucede esta puesta en acto. Tanto que se convierte en el verdadero lugar del cine.  El espectador es el verdadero protagonista del cine. Debordiano, Comolli pone atención en las estrategias del poder y sus ejercicios de hacer que toda imagen se transforme en mercancia, en espectáculo, la idea tramposa que a su vera hace a la representación del todo. Una luz de esperanza: el cine, como el arte, tiene el desafío de mostrar lo que está oculto, lo no visible, de hacer sentir al espectador que en realidad no tiene acceso a todo, resistiéndose a esa mentira politica de que el espectaculo siempre nos muestra las cosas como son.

Comolli ya habia visitado la Argentina en varias oportunidades en el 2011 habia presentado su último libro “Cine contra espectáculo – Técnica e ideología” (Editorial Manantial, 2010) que recomendamos especialmente.

 

Compartir
Artículo anteriorMapa Escena 2013
Artículo siguienteUna nueva y gloriosa nación
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.