Dia de los muertos, en Buenos Aires

1
42

Como todos los años el viernes 1ro de noviembre el Museo de Arte Hispanoamericano Fernandez Blanco festeja en Buenos Aires el día de los muertos. Este año la ofrenda estará dedicada al creador de la primera imagen de “La Catrina”: el grabador y caricaturista mexicano José Guadalupe Posada.

- Publicidad -


Se dedicará también a los ilustradores fundadores de la revista argentina Caras y Caretas: los gallegos José María Cao Luaces y Juan Carlos Alonso, el gaditano Manuel Mayol Rubio, el uruguayo Aurelio Giménez, el genovés Mario Zavattaro y el potosino Víctor Valdivia.

El Altar de Muertos y la exhibición de obras de José Guadalupe Posada podrán ser visitados del 2 al 10 de noviembre en horario de apertura de la sede Palacio Noel del MIFB (al pie de esta gacetilla).

PROGRAMACIÓN DE ACTIVIDADES

Viernes 1/11, 19 a 22 horas

Además del esperado montaje del altar habrá una variada programación de actividades musicales: danzas folclóricas, tango y mariachis. Asimismo, se realizará la entrega de premios del 8º concurso de calaveritas “Que muertos tan vivos” y la primera exhibición de “Muerte Catrina” (un desfile de caracterizaciones de “La Catrina” abierto al público). Este año, junto a la tradicional celebración mexicana en los jardines del Palacio Noel se inaugura en sus salas temporarias de exhibición, la muestra “La Muerte tiene permiso” de José Guadalupe Posada, el artista que fuera el creador de la primera imagen de “La Catrina”, convertida luego en símbolo de la celebración del Día de Muertos en México. Y en conjunto con esta exhibición, como es la costumbre, se mostrarán ilustraciones de “Los pioneros de nuestra caricatura”, una selección de maestros caricaturistas del recordado semanarioCaras y Caretas, José María Cao, Juan Carlos Alonso, Manuel Mayol, Aurelio Giménez, Mario Zavattaro y Víctor Valdivia.
La exhibición podrá visitarse hasta el domingo 1º de diciembre.

Base 8º Concurso de Calaveritas: click aquí.
Base de la Primera Exhibición de “La muerte Catrina”: Click aquí.

La ofrenda del día de muertos es una tradición que se celebra con la finalidad de que las almas de los familiares y amigos fallecidos sean reconfortadas por el recuerdo de quienes les sobreviven. Sobre un altar cubierto de manteles coloridos se colocan alimentos, frutas, licor, agua, cigarrillos, y aquellos elementos de los que el difunto gustaba en vida, así como los retratos de las personas queridas que ya no nos acompañan.
Las familias mexicanas visitan los días 1 y 2 de noviembre los cementerios y en los espacios públicos se hacen altares con ofrendas para personajes destacados. El culto a los muertos es de origen prehispánico, sobrevivió a la conquista y a los cambios y adaptaciones derivados de la llegada del cristianismo.
Las llamadas calaveritas, composición de poemas en verso mediante los que se recuerda a algún personaje famoso poniendo en relieve de manera ingeniosa las virtudes y defectos del personaje en cuestión, representan una tradición que se cultiva año a año.  Otra tradición es la confección delpan de muertos, decorado con huesos y lágrimas hechos en azúcar.

Calavera Garbancera de Posada y “La Catrina” fue creada en 1912 por José Guadalupe Posada bajo el nombre de “calavera garbancera” para hacer una representación satírica del sector social más encumbrado de México antes de la Revolución. A partir de ese momento, la difusión y los usos populares la fueron convirtieron en el símbolo oficial de la Muerte y de la celebración del Día de Muertos el 2 de noviembre en México. Entre los años 1946 y 1947, la calavera desnuda y con sombrero de Posada fue representada con

La catrina garbancera
La catrina garbancera

una elegante vestimenta junto a su creador por el artista mexicano Diego Rivera en su cuadro “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”. Desde ese momento la imagen fue rebautizada como“La Catrina”.

 

La noche de apertura del Altar en los jardines del Palacio Noel, tendremos la oportunidad de comer el tradicional pan de muertos, beber en honor a los nuestros, y rendir tributo a seis grandes caricaturistas de la historia de México y Argentina.  También y como todos los años, se hará entrega de los premios del 8° Concurso de Calaveritas “Qué muertos tan vivos”, una iniciativa de Con X de México que forma parte de las actividades culturales organizadas por la Embajada de México para celebrar esta importante fecha.

José Guadalupe Posada (1852-1913)

Pintor y caricaturista mexicano, famoso por sus litografías con escenas de muerte, estampas populares y caricaturas sociales, inspiradas en el folclore. Su extensa producción gráfica, estimada en más de veinte mil grabados, realizados en litografía o planchas de metal, podría clasificarse como expresionista, puesto que recrea con extraordinaria imaginación, gran sentido humorístico y profunda capacidad crítica los vicios, miserias y prejuicios de la realidad social y política de su época. Su obra abarca múltiples temas, entre los que cabría destacar las célebres “calaveras” o imágenes de ultratumba; los “desastres”, que comprenden catástrofes de tipo natural (inundaciones, epidemias, sucesos astronómicos, nacimientos de seres monstruosos), accidentes, hechos sobrenaturales, crímenes y suicidios; los “ejemplos” o lecciones morales que pueden extraerse ante la perversidad y bestialidad humanas; sucesos sociales y políticos, donde sobresalen las viñetas referidas a las ejecuciones y los “corridos” revolucionarios; los milagros religiosos; la serie denominada Don Chepito, que narra las desventuras de un solterón ridículo, una especie de antihéroe; así como las imágenes captadas de la vida cotidiana con inigualable precisión e intención certera.

José María Cao Luaces, Juan Carlos Alonso, Aurelio Giménez, Mario Zavattaro, Víctor Valdivia, fundadores de la Revista Caras y Caretas En 1890 fue fundado en Montevideo el semanario Caras y Caretas. Dicho semanario se caracterizó por la sátira política, el humor y abarcó temas de actualidad, compaginado con un certero tratamiento gráfico en el que eran comunes las caricaturas y las fotografías. Su dirección fue ejercida por Eustaquio Pellicer desde su primer número, editado el 20 de julio de 1890, hasta su edición número 144. Pellicer se trasladó a Buenos Aires por invitación del periodista Bartolomé Mitre Vedia y allí fundó en 1898 la versión argentina del semanario. Fue muy popular sobre todo en la primera época, dirigido por José Sixto Álvarez (Fray Mocho). En su diseño sobresalían las imágenes de la primera generación de ilustradores y caricaturistas, pioneros en el arte de combinar el humor con el periodismo más serio, y que acompañaron con su talento la construcción de la Argentina moderna dando cuenta de los fenómenos políticos, sociales y culturales por los que atravesaba un país en formación. La revista tuvo gran eco en España en los primeros años del siglo XX, contó con una importante tirada y numerosos lectores, fue su corresponsal y director allí Mariano Miguel de Val, director también de la revista Ateneo.

Compartir
Artículo anteriorMillán, Bairon, Schiavi en Fundación OSDE
Artículo siguienteCine de exposición. Instalaciones fílmicas de Andrés Denegri.
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.
  • pamela

    Hola! Queria saber si llegase a llover el viernes, se suspende?