René Magritte en el MOMA

0
37

Magritte, The Mistery of the Ordinary 1926-1938 recorta un período fundamental en la historia del arte del siglo XX por su resonancia en el arte posterior.

La exposición reúne unas 80 pinturas, collages y objetos, además de una selección de fotografías y revistas que permiten reflexionar desde una nueva perspectiva sobre la identidad de Magritte como pintor moderno y artista surrealista.

El objetivo es centrarse exclusivamente en los revolucionarios años surrealistas de este pintor, creador de algunas de las imágenes más extraordinarias delsiglo XX.

A partir de 1926, Magritte se orienta a crear pinturas que, según sus palabras, “desafíen al mundo real”. El recorte elegido concluye en 1938, un momento histórico y biográfico importante justo antes del estallido de la Primera Guerra Mundial haciendo foco en las estrategias y los temas de la época más creativa y experimental en la prolífica carrera del artista. Desplazamientos, transformaciones, metamorfosis, el “misnaming” de los objetos y la representación de visiones de los estados de vigilia son algunas innovadoras tácticas de creación de imágenes de Magritte durante estos años esenciales.

La muestra es co-organizada por el Museo de Arte Moderno MOMA, la Colección Menil de Houston y el Instituto de Arte de Chicago.

 

Para seguir leyendo, El surrealismo y el sueño en el Museo Thyssen Bornemisza.

Ilustra la nota: René Magritte. El asesino amenazado . Bruselas, 1927. Óleo sobre lienzo, 59 1/4 “x 6 ‘4 7/8” (150,4 x 195,2 cm). El Museo de Arte Moderno. Kay Sage Fondo Tanguy. © 2013 Charly Herscovici, Bruselas / Sociedad de Derechos de Artistas (ARS), Nueva York