Sipita Julicha

0
7

Sipita Julicha plantea un problema de lengua (de lenguas) como si reconociera en su traslado, en su traducción, la necesidad de adaptarse a otro espacio y a otro tiempo posibles para que el clásico pueda seguir siendo leído, revisitado, representado. De la Suecia decimonónica a la Santiago del Estero actual es el viaje que emprende La Señorita Julia, de August Strindberg, en la versión de Charo Moreno.

En el trayecto que va de Fröken Julie a Sipita Julicha se responde una pregunta: ¿Cómo actualizar un clásico para que resulte todavía significativo? Claro que hay muchas (o varias) respuestas pero la que da esta versión interesa por su anclaje en el lenguaje como materia viva, en movimiento, que supone un contexto social y también relaciones sociales particulares.

La complejidad lingüística de una zona en la que se mezclan y confunden la cultura europea con la precolombina permite otro tinte en las luchas de poder que la obra propone (de clase, de género). La fiesta de San Esteban, que oscila entre lo católico y lo pagano, reemplaza  a la fiesta de San Juan y en ese intersticio se cuela la actualidad que, sin embargo, puede seguir hablando de una noche de fiesta en la que peones y dueños de la tierra se juntan, los rangos se olvidan y los deseos afloran.

Sipita Julicha se disloca, se descontextualiza para situarse de nuevo y en ese desfasaje (semántico, dramatúrgico) encuentra su verdad, su razón (poética) de ser. Un peón que ya no es Juan sino que es Esteban (aunque siga siendo un “don Juan”), una tortuga, la chacarera, un vino cosecha 2000 y una tonada marcada y particular anclan la historia. Son pequeños disloques en los que la obra encuentra su fuerza porque demuestra vínculos vigentes, supremacías y ambiciones. Todavía hoy el poderoso hará sonar la campañilla que devolverá a cada uno a su triste realidad.

La fiesta, el goce comienza en la antesala. Entre empanadas y vino, los concurrentes intervendrán en la tragedia aun sin quererlo, serán parte, juzgarán sin hablar, sumidos en la lógica que este invite teatral propone.