Unasur Cine 2013: Tania Hermida

0
16

La pelicula ecuatoriana En el nombre de la hija, compitió en el pasado Festival de cine de Unasur, en San Juan. Alfredo García charló con su directora: Tania Hermida.

- Publicidad -

En el nombre de la hija nos introduce en la historia de Manuela y su pequeño hermano quienes llegan a la finca de su abuelo materno para permanecer dos mesesm, durante el verano, cuando sus padres tienen que emprender un largo viaje. Al llegar, se ven enfrentados a dos grandes verdades, la heredada de su padre, un comunista ateo con una fe profunda en la fe socialista y su abuela católica, de un conservadurismo recalcitrante.

AG: Es autobiográfico este guión de tu película “En nombre de la hija”?

TH: Bueno, el guión está inspirado en ciertas situaciones de mi propia infancia, el entorno de los años 70, es decir mi papá que tiene ideas de izquierda confrontaba con las de la familia suya propia y la de mi madre. Y efectivamente yo estaba en ese fuego cruzado como Manuela. Esas dos formas de ver el mundo

AG: Todo lo que sabemos de los adultos lo sabemos desde la mirada de los niños quienes heredan el decir de forma vertical de alguien que les da la voz de la verdad.

TH: Justamente de eso se trata. De cómo los niños interpretan estas grandes verdades y cómo las interpretan. El humor está puesto ahí, en esta forma de repetir la voz de los adultos en el universo infantil y como empiezan a querer romperlas.

AG: Has dicho que en Ecuador el tema del socialismo en algunas personas provocó el reemplazo de la fe católica por un ideal totalmente diferente pero asumida como una cuestión de fe.

TH: Absolutamente. Y no sólo en Ecuador. Al ser Latinoamérica un continente con tradición católica tan arraigada llegó un punto donde se reemplazó una doctrina por otra. El reto para América Latina en ese sentido es encontrar su voz propia. Hay una metáfora en el personaje de Manuela que es mirar de una manera propia, que no sea doctrinaria y que recoja lo que le sea necesario de cualquier doctrina pero no de forma vertical y autoritaria.

AG: Manuela está buscando una ventanita. La encuentra a través de su tío loco?

TH: De algún modo lo que plantea la película es que esa ventanita está en un mundo donde se transgreden los símbolos, los lenguajes, donde la palabra queda liberada al menos metafóricamente, que es la vía de la ruptura de los grandes símbolos sagrados que es el arte. Hacia donde Manuela escapa y donde descubre otra manera de estar en el mundo

AG: Parece que finalmente Manuela encuentra su camino no anclándose en verdades absolutas.

TH: Bueno, la historia termina cuando Manuela ha dejado de creer en su tío loco, que es este nuevo dios que encuentra. Y está en ese momento previo a la adolescencia que es de faltas de certezas y de comienzo de un camino de construcción de la propia identidad.

AG: Has dicho que no quieres dejar una moraleja, sino dudas. Cuáles son?

TH: Bueno, de todo esto que venimos hablando: ¿es posible en un mundo como el nuestro que una niña llegue a construir su voz propia?

tania

AG: La importancia del cine documental para entender nuestra realidad, en algunos casos para poder modificarla, quedó demostrado con el estreno de una película de tu pais: “La muerte de Jamie Roldos” que nos muestra una parte de la historia ecuatoriana que fue silenciada. Y que fue vista por el presidente Correa y casi de inmediato la fiscalía general decidió reabrir la investigación sobre las causas que generaron la caída del avión en el que el Presidente Roldós viajaba con su esposa en 1981. 

TH: Una de las hipótesis que el documental plantea es que la muerte de Jaime Roldós estuvo ligada a una operación de la cúpula militar de la dictadura argentina de ese entonces como parte del plan cóndor. El documental es una remoción de la memoria colectiva y una cuestionamiento a la cúpula militar ecuatoriana y hubo una cadena de cines argumentando que es una empresa de entretenimientos que que preferían no pasar películas políticas. Entonces yo hice una carta al gerente de los cines que hice pública en el diario El telégrafo que es nuestro diario publico diciéndole que para que exista el entretenimiento es necesario que se pongan en debate las ideas. Si no podemos ver películas de tema político no podríamos exhibir de Lincoln, ni Nixon, ni JFK ni ninguna de las películas de Hollywood que se pasan semanalmente en los cines. Lo que pasa con Roldós es que nos confronta con una idea de sociedad que se piensa democrática. Es evidente que es un caso de censura política de parte de una cadena privada. Para esas empresas hay cosas que es mejor callar.

AG: Tania, siendo vos asambleista constituyente por Alianza Pais estas haciendo un profundo trabajo por la Soberania Cultural, contanos de qué se trata.

TH: Bueno, yo fui asambleista constituyente entre 2007 y 2008 cuando se escribió la nueva Constitución y mi participación  en la Asamblea estuvo ligada al tema de los derechos culturales, y de la soberanía cultural, es decir una institucionalidad que permita la creación de un entrono de una producción cultural propia y de leyes que regulen tambien el mercado de la industria cultural. Que tengamos una oferta mas diversa, que sea posible un diálogo mas democrático en el ámbito cultural que el que actualmente tenemos.