Unasur Cine 2013: Ciudadela

2
12

Ayer fue dia de cine boliviano en Unasur, por la mañana Ciudadela, un documental de 48 minutos del director Diego Mondaca sobre una cárcel en plena ciudad de La Paz por la noche el último trabajo de un histórico, Jorge Sanjinés, y su épica Insurgentes.

De Jorge Sanjinés publicamos una sustanciosa entrevista hace dos dias, sobre Insurgentes pronto viene la nota.

Con apoyo del Cinema World Fund de Berlin, el Doc Buenos Aires, el Jan Vrijman Fund y el IDFA  Diego Mondaca, con estudios en Alemania, y un cortometraje anterior de misma temática construye en este mediometraje de 48 min una mirada desde dentro de una cárcel instalada, como un barrio, en plena ciudad capital de Bolivia.

Una verdadera ciudadela, con murallas que apenas se distinguen del resto del paisaje urbano, y una garita a modo de panóptico, la cárcel de San Pedro es una verdadera experiencia social, una comunidad en la que los presos viven con sus familias en los estrechos espacios destinados para ellos, armando kioscos, almacenes, puestos de venta, en los pasajes del espacio replicando el modo de vida del exterior. Una vez por mes algunos suben al techo “para ver la ciudad de lejos, para sentir el aire, para sentirnos libres al menos un rato”.

Una cámara en movimiento constante, de planos preferentemente cerrados, que no busca protagonistas en particular sino un protagonista social: familias que conviven, subsistiendo con las propias reglas que generan.

[vimeo]http://vimeo.com/70972751[/vimeo]

Con testimonios aislados, un partido de fútbol con tomas únicas de los pies, un pequeño niño perseguido por la cámara en medio de los pasillos circulares, laberinticos, oscuros, humedos de una ciudad que no parece lo que es y que es lo mismo que hay afuera.

Lo más fuerte del documental es precisamente esa indiferenciación entre el afuera y el adentro: los mismos colores, los mismos techos, las mismas paredes, la misma pobreza

Mas que interesante registro experimental que le tomó 4 años de convivencia con los modos de vida y los codigos de un lugar siempre innombrable.