Museo Provincial de Bellas Artes Franklin Rawson

0
11

Con una colección iniciada en la década del 30, este museo se recorta en la silenciosa ciudad de San Juan.

Los primeros gestos acopiadores de obra se los debemos a quien da nombre al museo, el artista sanjuanino Benjamin Franklin Rawson (San Juan, 1819-1871), Domingo Faustino Sarmiento (San Juan, 1811-1888) y Procesa Sarmiento (San Juan, 1818-1899).

La colección se inicia en la década del 30, por eso quizás muchas de las obras de esta primera adquisición pertenecen a lo que sería la vanguardia exitosa de ese entonces, la Escuela de París que se suma a otros pintores de la provincia y autores de la escuela sanjuanina. También alberga una discreta sala de pintura europea.

Quedará inaugurado el 26 de noviembre de 1936, pero sufrirá las consecuencias del terremoto de 1944.

Hoy, remodelado y reinaugurado en 2011, con un edificio vidriado y muy a tono de los museos de arte contemporáneo construidos a comienzos de los 2000, posee una colección de 945 obras, casi la mitad en pinturas, cinco salas y tres de ellas dedicadas a la producción local.

Recorrer la sala principal, la de la colección permanente, es llevarse varias sorpresas. En primer lugar por los nombres atesorados y en segundo por la existencia de algún tipo de narrativa curatorial que propone de manera didáctica la línea de recorrido tradicional de la historia del arte argentino.

Por empezar, nos recibe la frase del poeta local Jorge Leónidas “chiquito” Escudero:

“Por eso, caminante,
si en estas latitudes recoges cualquier piedra tómale bien el peso,
sentirás que una mano te saluda y retiene,
que un mundo desde abajo te pide las raíces”. 
Jorge Leónidas Escudero 1970.

Estas líneas que indudablemente conectan con la otra gran profesión de este poeta, la minería manual, (casi podríamos decir hoy, artesanal, frente la presencia de la discutida empresa de explotación de suelos Barrick entre los auspiciantes de este Museo), traen una primera referencia al tema de las raíces como manera de comprender lo que vamos a ver.

Lo que veremos entonces es un desfile de obras de Horacio Butler, Gómez Cornet, Gramajo Gutiérrez, Raquel Forner, Eneas Spilimbergo (con cita de Siqueiros acerca de su importancia en el panorama de la época), Basaldúa, Soldi, de la Cárcova, Guttero, Jorge Larco, Antonio Berni, Victorica, Gómez Centurión, Bernaldo de Quiróz y Martín Malharro.

Estas obras conviven con las pertenecientes a la pintura del siglo 19 y a la escuela sanjuanina, especializada en retrato y paisaje, que cuenta con nombres como el del propio Franklin Rawson, Eugenia Belín Sarmiento, Santiago Godoy, Gustavo Pérez, Amadeo Gras, Phillipe Golu, Raymundo Monvoisin, Magdalena Bilbao, Ataliva Lima, Gregorio Torres y Victorio del Pol.

Su acervo se conpletará en el recorrido citado de la sala de la colección permamente con obras de artistas representativos del siglo XX argentino, como Juan Melé y Emilio Petorutti, Carlos Alonso, León Ferrari, Luis Felipe Noé, Carlos Gorriarena, entre otros.

Ilustra la nota: Alfredo Guttero, “En la playa”, óleo s/madera, 1928. 134,4 x 184,9 cm.

 

Compartir
Artículo anteriorUNASUR Cine 2013: El cartel de los sapos
Artículo siguienteUnasur Cine 2013: Hija
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.