Unasur Cine 2013: Chicama

0
16

Cine de Perú de excelente calidad en esta primera jornada de Festival con la premiada película de Omar Forero.

Chicama es una película pequeña y profunda, que se plantea casi como un ensayo sobre el viaje y la búsqueda a través de las distintas zonas de Perú en un andar afectivo, cartográfico y político, de relaciones y deseos personales y tejidos sociales, donde microcomunidades se hunden y emergen desde el estar con los otros.

Sin actores profesionales, la película fue filmada en las ciudades de Santa Cruz de Toledo, Trujillo, Cascas y Contumaza. A partir de un personaje sencillo que lleva el punto de vista de toda la película, César, un maestro recién recibido que sueña con instalarse en la gran ciudad (Trujillo) y termina enseñando en un pueblito serrano, se plantea un pequeño ensayo en torno a la educación y la confrontaciòn de subjetividades.

Es muy interesante el uso del fuera de campo, donde suceden acciones màs o menos integradas luego en el plano central. Asì, hay varias secuencias que se estructuran con lo que no se ve pero que ingresan en el campo visual como efecto, o como alteridad, y ese quizás sea uno de los nodos de la película, como modo de armar una tensión de enunciados y de enunciaciones posibles que se articulan a partir de esa frontera.

Este fuera y dentro de lo que encuadra la imagen es muy potente, también, porque provoca una lectura para articular otras tensiones que nos atraviesan histórica e historiográficamente a nivel micro y macro en Latinoamérica; me refiero a la oposición civilización/barbarie.

Y además, y muy cercano al uso de este dispositivo está el clima más bien mínimo y silencioso de la película donde el paisaje (y el recorrido desde y sobre èl) es también un estructurador del relato. Es clave la óptica del viajero que nos habilita en su mirada (a momentos podríamos pensar que estamos frente a un documental de observación), que la acerca no tanto a una afirmación sino más bien a un vacío provocador de preguntas en relación a nosotros y los otros, a las fronteras, a la identidad.

La película ha cosechado numerosos premios, y se destaca especialmente la mención de la Asociación Peruana de Prensa Cinematográfica como mejor película del año en 2012, reconocimiento que han obtenido títulos como La teta asustada, de Claudia Llosa (2009), Paraíso, de Héctor Gálvez (2010), y Las malas intenciones, de Rosario García-Montero (2011).

Esta es la tercera película de Forero, precedida por Los actores (2008) y El ordenador (2012).