Witold Gombrowicz. Momentos singulares

0
10

Entre 1939 y 1963, el escritor polaco Witold Gombrowicz vivió en la Argentina. Al cumplirse medio siglo desde su partida de Buenos Aires, una exposición recrea momentos singulares de su vida en el país.

La llegada, los primeros años, la traducción de Ferdydurke, el trabajo en el Banco Polaco, los amigos y finalmente la despedida…

../imagenes/eventos/1983.jpg

Al cumplirse medio siglo desde su partida de Buenos Aires, la Biblioteca Nacional Mariano Moreno, la Embajada de la República de Polonia y la Biblioteca Polaca Ignacio Domeyko realizan esta exposición para homenajearlo.

Aunque no se trata de una muestra biográfica formal, la misma recrea momentos singulares de la vida del escritor en la Argentina. Junto a sus libros emblemáticos se exhibirán otras publicaciones que sorprenderán incluso a los conocedores del tema. Completan la exposición los dibujos ingeniosos de Mariano Betelú, fotografías realizadas por Miguel Grinberg y los afiches cedidos por el Teatro de Radom, que incluyen obras de los más destacados afichistas polacos, aportando color y diseño a la muestra.
El curador de la muestra Miguel Grinberg, quien conoció personalmente a Gombrowicz, nos cuenta en un artículo recientemente publicado:
“Hace cincuenta años, el grito de batalla de Gombrowicz, dirigido a sus amigos jóvenes de la Argentina, era ‘¡Atrévanse a existir!’.
La contracultura amanecía en las Américas en la década del 60, pero desde mucho tiempo antes las páginas de su famosa novela Ferdydurke exponían crudamente la lucha desigual de la juventud ante las ‘formas que deforman’.
Al Viejo (así lo llamaban sus jóvenes amigos) lo irritaba la ‘deformidad’ que predominaba en los núcleos literarios conservadores como el Grupo Sur de Victoria Ocampo y observaba que aquí, en la Argentina, la única rebelión surgía de la izquierda, que proclamaba un arte social con todos sus consabidos esquemas. Parecía que no había un término medio entre dos catástrofes: o ser inteligente, fino y estéril o dedicarse a los simplisismos del realismo marxista.
Justo cuando Gombrowicz se fue de la Argentina comenzaba a consolidarse en nuestro país una nueva generación de escritores, poetas y elencos teatrales de vanguardia que hubieran sido su público natural. En esos tiempos estallaba el ‘boom’ de la nueva novela latinoamericana que Witoldo no alcanzó a conocer ni a apreciar”.

Compartir
Artículo anteriorPríncipe azul
Artículo siguiente50.000 euros para la financiación de un reportaje fotográfico
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.