Festival de Cine Alemán: Caída libre

0
12

El jueves comienza la 13° edición del Festival de Cine alemán en Buenos Aires. Vimos Caida libre: un melodrama más rico en ejecución que en ideas.

Conocemos a Marc (Hanno Koffler), agente de policía, hijo, novio y futuro padre. Es un hombre de pocas palabras. Se siente más cómodo reaccionando, carece de iniciativa. El aprende lo que se le enseña: ser policía – lo que tiene que atacar, lo que hay que defender -; a ser hijo, en el sentido de no-negarás-a-tus-padres; y también a ser un buen novio. Está acostumbrado a este sistema, no se opone. Por eso es que la novedad de tener un hijo lo aterra y decide mudarse cerca de sus padres para que lo ayuden con la crianza. Su novia, Bettina (Katharina Schüttler), no esta tan segura de que este movimiento sea una comodidad, ella no atraviesa los mismos problemas con la idea de convertirse en madre. Pero Marc es bueno para desviar esta discusión y persuadirla. Ella acepta.

Cuando se trata de conciliar y obedecer, Marc es perfecto. Su reverencia ante las reglas es lo que lo hace valioso. Cree en ellas, y una vez aceptadas, es capaz de mentir en su nombre.

Pero no puede estar en control de su vida si tiene que esperar a que suceda para después reaccionar. Es en esta brecha donde va a aparecer Kay (Max Riemelt), que insiste en mostrarle otro camino. Desde el principio se acerca a Marc, y no le demora más de un par movimientos romper las barreras de desconocido a conocido, de conocido a persona con secretos compartidos, hasta llegar al interés amoroso. Kay también es un agente de policía, compañero de Marc en la fase de formación. En su acercamiento tiene toda la iniciativa que no existe en Marc, a quien esto lo intimida y lo hace reaccionar violentamente. Pero entre empujones de rechazo y forcejeos es donde el contacto empieza a enseriarse. Por roce físico, no importa de que tipo. Acá es donde la película sugiere que la naturaleza entra, porque Marc va a terminar enamorándose de Kay. ¿Pero que naturaleza?

Se empiezan a ver a escondidas, construyen una relación. Hay escenas de sexo realistas a esta altura.

Lo que para Marc hasta este momento era un conflicto consigo mismo, va a transformarse en un problema para su novia cuando sus ausencias son sospechosas e injustificadas. Algo curioso sucede en sus primeras reacciones: Marc no ve su relación con Kay como un acto de infidelidad para con Bettina. Hay un punto en donde ella le pregunta si está viendo a otra mujer, si la está engañando, y cuando Marc le responde que no, podemos creerle. Piensa que mientras se maneje en los límites de la literalidad, quizás no caiga por los de la realidad. Pero como hombre de reacción que ha demostrado ser, a veces no piensa, y llega a tratar de tener sexo con Bettina tal como lo hace con Kay. Esto alza la pregunta de si Marc puede ser enseñado a ser homosexual tal como fue enseñado a ser heterosexual.

Con la posibilidad de liberarse a sus represiones varias, también nos podemos preguntar: ¿está cortado para ser policía?; es un buen hijo, ¿pero para que padres?; ¿puede el mismo ser un buen padre? Justo está renaciendo; ¿se puede clasificar su sexualidad en una categoría? Mientras lo vemos, por momentos, parecería tratarse más sobre la búsqueda de su libertad a todos estos niveles. No se trata solo sobre su revelación sexual, aunque sea en este aspecto donde sucede la ruptura. En cualquier caso, quizás su mejor esperanza sea que todavía puede amar a otra persona y preocuparse por ella.

Esto es para Marc, pero la película no parece interesarse en estos temas de igual manera, y cuando tiene que mostrar a otros personajes que no sean Marc, Kay y Bettina, a veces se encuentra desviada en clichés, de los que es consciente, y por eso cuando se acerca a ellos lo hace en forma rápida y callada, pero así todo podemos sentirlos cerca. Quizás sea esta la razón por la que este film termina siendo más rico en ejecución que en ideas. Tiene por lo menos tres actuaciones que guiadas por una fuerte química la hacen digna de ser vista. Las tres que corresponden al – imaginario, pero así todo – triángulo amoroso. Y en este punto la película encuentra su vitalidad.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=1kjIRxfbWIQ[/youtube]

 Mas películas del Festival de cine Alemán

Programacion: Salas, días y horarios

Compartir
Artículo anteriorEl cielo no existe, entrevista a Inés Fernández Moreno
Artículo siguientePríncipe azul
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.