“No estamos vendiendo autos, sino libros”

0
17

Ignacio Barsaglini tiene 23 años, es de Capital Federal, estudia Edición (UBA) y hace un año comenzó con Tammy Metzler, una editorial artesanal bajo la premisa DIY (Do it yourself).

La juventud, la necesidad infinita de exploración y creación y el deseo de tomar acción inauguran desde hace tiempo la proliferación de proyectos autogestionados. Cada vez hay más herramientas que facilitan un espacio para las nuevas voces que tiempos atrás, debían hacer un largo recorrido.

logo tamy

La editorial Tammy Metzler es una de las tantas que intentan abrir el círculo literario actual con poesía y narrativa joven. Libros baratos, pequeños y de producción artesanal. Hablamos con Ignacio, su fundador, para que nos cuente un poco.


¿Quién es Tammy Metzler?

Tammy Metzler es un personaje de la película Election (1999) del director Alexander Payne. Es un personaje secundario pero que es muy cálido, como muy autentico. Es como un personaje secundario y pequeño pero a la vez cambia el rumbo de la película. Y tal vez lo más peculiar sea su forma de ser como: “No soy lesbiana pero siempre me gustaron las chicas” o “¿Para que ir a la universidad?”, es como una hippie en la forma de ser, anárquica e instintiva. Pensé que el nombre venía bien para la recopilación de autores y a la vez como guía para saber que editar y que no. Todos los autores de Tammy Metzler tienen menos de 30, es decir que hay juventud, la mitad de los mismos gustan de su mismo sexo, es como que esa guía tácita está buena para no descarrilarse en un catálogo. Y a la vez hacer algo nuevo.

¿Qué te motivó a empezar con la editorial?

Creo que el instinto de no quedarme con lo que da la facu, que si bien está bien como que tiene algunas fallas o que todo es muy por arriba y hay poca discusión. Tener un proyecto editorial de literatura te acerca a los circuitos de lectura, a los foros de la literatura y también te ayuda a ser mejor editor. Me siento como porque siento que el proyecto puede ampliarse, puede continuarse, siento que los chicos que escribieron muchos sacaron su primer libro y como que en poco tiempo pudieron seguir en otras editoriales, como decir, bueno acá hay gente que preocupa por su escritura, que quiere seguir escribiendo o insertarse de un modo más consciente en el mundo de las letras. Si bien es sacrificado porque no hay remuneración también sé que empezar algo de cero conlleva muchas veces aguantar el proyecto y eso es más o menos lo que vengo haciendo.

 

¿Qué relación tenés con la gente del ambiente o con proyectos similares?

Hay personas que apoyaron directa o indirectamente el proyecto, librerías, editores, autores, lectores, etc. Por ejemplo mis libros están en Librería MiCasa, en Santiago Arcos, Tienda Yeti. Creo que es un sistema de retribución continua. Un chico que empieza escribiendo en las editoriales pequeñas es bastante probable que siga en otras más grandes, entonces el sistema obviamente se comunica. Me parece que es un sistema bastante ameno porque todos se necesitan de todos y aparte no estamos vendiendo autos sino libros, creo que algo de eso pasa.

¿A qué te referís con que no están vendiendo autos y no libros?

Es un ambiente competitivo como todos los ámbitos en los que se pone en juego una mercancía, pero no se trata de un ámbito descarnado de competencias, como pueden ser otros ámbitos. Por ejemplo en La internacional Argentina se hizo una feria de libros y yo pedí de ir y me dijeron “Si vení, no hay drama.”. Re buena onda en ese sentido porque tranquilamente me podrían haber dicho “Bueno no, ya cerramos las editoriales que iban a venir”. Eso está bueno me parece.


¿Cómo funciona Tammy Metzler?

Soy yo solo, tal vez porque me gusta mantener todo un poco más controlado o porque soy muy individualista, no sé bien. Mi espacio de trabajo es mi casa. Imprimo, doblo y abrocho o coso en mi casa. Mis libros son más baratos de hacer que mandar a imprenta una edición de 50 libros con lomo. Los costos se solventan mediante las ventas.


¿Por qué autores te inclinás o cómo los descubrís?

Están pululando por los circuitos de lectura, o me dicen “Mirá este blog”. Es una decisión arbitraria. Me gusta o no me gusta y ya está, eso es todo.

¿Cómo manejás las redes sociales?

En el Facebook de Tammy Metzler a veces subo fotos de tumblr’s o páginas de internet o videos que no tienen nada que ver con la editorial. Me parece interesante despegarse del puro sentido de mostrar los libros o de mostrar ofertas, es medio riesgoso porque podés desvirtuar mucho pero está bueno por otra parte. El Tumblr lo uso sólo como catálogo online, subiendo las tapas, reseña y biografías.


Hoja de Trabajo

Si nos metemos en la fan page de Facebook de Hoja de Trabajo, hay unos videos que hicieron con consejos de tratamiento post impresión del libro (materiales y encuadernación) para orientar a quien quiera autoeditarse. En uno de los videos aparece Ignacio cortando las hojas que corresponden a las tapas, haciendo hincapié en tratar de aprovechar todo el material que se pueda. Emanuel y Martín, quienes manejan la Hoja de trabajo la consideran como una “editorial artesanal de poesía” que se comprueba inmediatamente al leer su última actualización (2 de septiembre): “Hoy seguimos imprimiendo libros. Estoy cortando hojas bookcel A3, en hojas A4 y metiéndole a los libros un poco de onda con hojas y tintas de colores. Hoy pintó el azul porque este día es hermoso”