“13 Artistas Colombianas”, en el MAM de Barranquilla

0
6

Débora Arango, Beatriz González, María Paz Jaramillo, Ana Mercedes Hoyos, Fanny Sannin, Martha Combariza, Nirma Zárate, Ana María Rueda, Luz Ángela Lizarazo, Bibiana Vélez, Mónica Meira, Emma Reyes y Delcy Morelos.

Durante siglos la mujer en el arte había sido valorada únicamente como objeto de representación, musa o un ideal de belleza, esto cambió en el siglo XX, en el que se admite el reconocimiento de la mujer en el medio artístico, convirtiéndose ésta en un sujeto creador e incorporándose en las distintas esferas de la vida pública. En el panorama nacional, hacia mediados de la década de los 30 emerge una artista con una visión arriesgada, que rompe el silencio de la mujer en las artes plásticas colombianas.

Débora Arango, consciente de su realidad, con un lenguaje crítico carente de timidez le da paso a una generación de mujeres que posteriormente asumen el arte con una visión diversa y avanzada.

Durante el siglo XX se hace más evidente la presencia de la mujer en el arte como sujeto creador, gestado a partir de los primeros movimientos de emancipación que se desarrollan en la modernidad, los cuales reivindicaban a la mujer incorporándola en las distintas esferas de la vida pública. De esta manera se admite el reconocimiento de la mujer en el medio artístico, sin dejar de lado ciertos prejuicios que estigmatizaban su práctica.

En el panorama del arte nacional, hacia mediados de la década de los 30, emerge una artista con una visión arriesgada, con total conciencia de su realidad y con lenguaje crítico carente de timidez. Débora Arango rompe el silencio de la mujer en las artes plásticas colombianas y sirvió de derrotero a los grandes artistas de la época. Seguidamente, hacen su aparición otras artistas como Beatriz González y María Paz Jaramillo, con un espíritu renovador y con una conducta estética irreverente, utilizando un lenguaje que apunta a perturbar los sentimientos complacientes y conformistas. De igual manera, se consolidaron prácticas artísticas como las de Ana Mercedes Hoyos, cuya obra reciente relata las raíces de un sector de la población nacional y Fanny Sanín, quien asume la abstracción geométrica constructivista que más adelante derivaría en formas minimalistas y conceptuales.

 

Fuente MAMB