Un archivo fílmico nacional en peligro

0
13

En la ciudad de Lisoba, la Cinemateca es el organismo nacional que contiene, protege, restaura y promueve la colección de la película herencia portuguesa. 

Fundada a principios de los años 50 por Manuel Félix Ribeiro, uno de los pioneros de los archivos cinematográficos europeos, el establecimiento es miembro de la Federación Internacional de Archivos Fílmicos (FIAF). Desde 1956 y hasta la fecha es el único organismo nacional que promueve la preservación y el conocimiento del patrimonio cinematográfico portugués, en conjunto con los fructíferos esfuerzos de los archivos más importantes del mundo.

El pasado 21 de agosto se convirtió en noticia ya que se anunció publicamente que la Cinemateca Portuguesa ??cerrará sus puertas en septiembre. Desde los sectores especializados se acusa al Gobierno portugués por no trabajar en la protección de sus colecciones cinematográficas y no implementar un plan de previsión de esta debacle. La crítica situación financiera de la filmoteca se explica en parte por la crisis que llevó a una reducción de la publicidad en los canales de televisión. Según la ley actual, el presupuesto de la institución no depende directamente del presupuesto general del estado, sino de un cobro del 4 % por la exhibición de publicidad en los canales de televisión. La suma resultante se vierte en la financiación del sector audiovisual portugués: el ICA se queda con el 80 % del total y la filmoteca, que gestiona el Archivo Nacional de Imagines en Movimiento (ANIM), se queda con el 20 % restante.

La caída de la exhibición de publicidad tiene, por tanto, consecuencias alarmantes para la filmoteca y pone en riesgo sus archivos, los sueldos de 71 trabajadores, su programación y las actividades del Museo del Cine, a la espera de una respuesta por la parte de la Secretaria de Estado de Cultura.
Debido a los reajustes presupuestarios, la filmoteca ya había decidido este año recortar en los subtítulos y en los modelos de divulgación de la programación mensual.

Las firmas no se hicieron esperar:  el director de cine José Carlos de Oliveira y el político socialista Marcos Sá lanzan una petición en defensa de la Filmoteca Portuguesa, cuya crítica situación financiera puede llevar a su cierre en septiembre. Con esta petición se pretende que el futuro de la filmoteca se debata en el parlamento y que allí se encuentre un marco legal para una financiación sostenible de la institución.está solicitando a la Asamblea Nacional, en el ejercicio del derecho de petición conforme a los artículos 17. º y ss. º 43/90 de 10 de agosto, modificada por la Ley núm. 6/93 de 1 de marzo y por las Leyes n. º 15 / 2003, de 4 de junio y el n. º 45/07 de 24 de agosto, solicitando que esta Soberanía debe promover el debate urgente de esta cuestión, con el objetivo de las iniciativas legislativas y políticas para garantizar la operación y evitar el cierre de la Cinemateca.

Fuente: cineuropa.org