Bienal de Curitiba 2013

0
18

Del 31 de agosto al 1 de diciembre está abierta la edición séptima de este encuentro, que tiene como curadores generales a José Teixeira Coelho y a Ticio Escobar, y como curadora adjunta a Adriana Almada, con participación de más de 150 artistas de todo el mundo

Heredera de los encuentros Ventosul que se iniciaran en 1993, esta Bienal se va consolidando como una de las más importantes por la proyección de sus artistas, que hasta 2007 fueron exclusivamente latinoamericanos pero que incorpora hoy la presencia de creadores de todo el mundo, por lo que desde su sexta edición fue renombrada Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de Curitiba.

Frente a la su edición 2011, otra de las características distintivas de esta Bienal es la ausencia de un título disparador y temático. Este año además se cumplen 20 años de la primera edición y se festejará con un gran concierto. Cabe aclarar que la Bienal no se realizó entre los años 1997 y 2007.

Entre los artistas participantes se encuentran Ai Weiwei (China), Ann-Sofi Sidén (Suecia), Antoni Abad (España), Luis Felipe Noé (Argentina), Katharina Grosse (Alemania), Martine Viale (Canadá), Peter Kubelka (Austria), Regina Silveira (Brasil) y William Kentridge (Sudáfrica).

Aquí se ofrece el texto curatorial, escrito por los curadores Teixeira Coelho y Ticio Escobar:

“La Bienal Internacional de Curitiba – 20 Años Ventosul revisa las bienales como formato y deja de lado la práctica de elegir un tema y título. Resultado de la ascendencia del curador en el sistema del arte, esta práctica hoy es poco convincente. El vínculo entre el tema / título y los trabajos presentados en cualquier bienal es débil o imaginario, ya que casi cualquier tema / título, siempre es un recurso publicitario espectacular que se puede aplicar a casi cualquier grupo de obras – frente a la indiferencia generalizada del público. Como las obras permanecen y los temas y títulos se olvidan, esta edición de la Bienal de Curitiba se centrará en la elección de las obras que pudieran indicar una experiencia estética importante para la ciudad. El único criterio para la selección de estas obras es la calidad / relevancia: deben imponerse por la calidad y ser capaces de señalar algunos de los muchos temas del arte contemporáneo. Cada pieza es su propio discurso. Ninguna se someterá al logo de un curador.

De todos modos, esta edición de la Bienal de Curitiba abre un espacio especial para el arte urbano, actor cada vez más presente en la escena internacional que se ofrece a un contacto directo e inmediato con los usuarios de la ciudad. Por lo tanto, la Bienal de Curitiba buscará dejar un resto artístico más denso y duradero de lo habitual en la ciudad, incluso mediante el establecimiento de laboratorios para la reflexión y la práctica – LARPs – que buscará apropiarse de las líneas de fuerza contenidas en las obras seleccionadas para transformarlas en vectores de desdoblamiento creativo en Curitiba. Las instituciones educativas y los diversos grupos de reflexión en la ciudad – las escuelas de arte, la arquitectura, la comunicación, institutos de investigación – tendrá un papel importante en el proceso.

La Bienal es una forma que, como tal, tiene las características generales del género que la define y al que pertenece y los aspectos únicos de sus posibles manifestaciones. La forma bienal-es ahora una entidad en conflicto: esta edición de la Bienal de Curitiba reafirma las grandes líneas de la forma bienal, y contradice todo lo que se puede hacer sin cancelarla. La historia, en su caso”.

Sitio web de la Bienal: http://www.bienaldecuritiba.com.br

Galería de Imágenes:

Luis Felipe Noé

luisfelipeMontaje de la obra de Ai Weiwei