El coleccionista, cerámicas de Graciela Olio

0
8

La artista Graciela Olio inaugura en Fundación Lebenhson  la 2da Edicion de su propuesta El coleccionista. Aquí el texto de su curadora Claudia Toro.

- Publicidad -

El Coleccionista (2ª edición)

Cuerpo de obra que se constituye en la lectura de la imagen que se constituye por la relectura en la caída del párpado como polvo sobre la tapa de una azucarera, o como el brillo de un rayo de luz haciéndose en el cóncavo de una taza; uno vuelve con la vista a partir de cierta luz o de su reflejo o de un soplido sobre la superficie empolvada.

Hay un mundo dentro de las vitrinas, detrás del cristal, detrás de todo cristal, de lo vítreo que se halla en toda superficie en esta imagen del coleccionista.

Solo hace falta un espacio, un piso, una pared, vidrios y cáscaras en los ojos para luego despellejar el espacio del ojo que circula, rodea, busca y encuentra en los ángulos.  El Coleccionista encuentra tiempos y el tiempo se frontaliza, se hace presente, se detiene y huye en el tiempo, como totalidad o generalidad tiempo.

No sé si hay rememoración. No tengo letra para significar allí. Tengo material delante, en mi entorno que me hace parte de la colección. Es que Olio nos espeja en la colección, porque buscamos en cada objeto nuestro propio tiempo. Tiempo liso para rayar la superficie del vidrio y descubrirnos con agudeza en un arabesco o en una mosca, en el brillo de Limoges o de la factura china.

Historias que nacen allí, relatos que armamos en cada pieza, historia que fue, no fue, es y se resignifica con suave intención, con bestial insistencia en la recopilación, con subyugación en los cobaltos, con deleite en la materia del fuego.

Existe un aire tibio que circula en la sala, hay vida detrás del vidrio. Y en nuestros ojos que allí se reflejan.

Texto sobre la muestra “El Coleccionista (2ª edición)” de Graciela Olio. Curadora: Claudia Toro. Del 19 de Julio  al  27 de Agosto 2013. En Fundación Lebensohn. Sala I. Gral. Hornos 238. Barracas. Buenos Aires. Argentina.

El Coleccionista tuvo su Primera edición en marzo del 2012: aqui la nota que hicimos oportunamente