Y se hizo la luz

0
10
 El martes 16 la Cineteca Vida exhibe un film único: que nos enseña que hay otras formas de coexistencia, otros modos de sentir la vida, de cuidar y estimar al prójimo.
Daniel Sendrós escribía en el programa de mano del cine Club Nucleo en 1992:
Y se hizo la luz… título de connotación bíblica que Iosseliani aplica en forma respetuosamente risueña, tiene algo de fábula, mucho de crónica de costumbres, y transcurre en algún lugarcito de Africa (filmada en Senegal, con actores locales e indígenas lugareños que se prestaron a la broma). Hay una aldea de organización matriarcal donde las mujeres mandan, cazan y acosan, mientras los hombres lavan, hacen los demás trabajos pesados, se resignan y se comiden, y la hechicera soluciona ciertos problemas con la mayor naturalidad: resucitar a un degollado, pedirle al pequeño tótem una lluvia, etc. Otra mujer, enorme y guerrera, navega sobre un cocodrilo. Y al final de cada día, todos se juntan a mirar al gran misterio: la caída del sol. Viven un tiempo mítico, originario, renovado en sí mismo con cada cielo.
Periódicamente pasa por entre ellos algo ajeno a sus vidas: un camión. Que vuelve más tarde, cargando el tronco de algún árbol centenario. Una noche, los faros del camión iluminan de pronto un baile en la penumbra. Luego se cierra nuevamente la oscuridad. Un día bajan algunas personas un momento, interrumpiendo una pequeña ceremonia. Más tarde, los niños de la aldea dan una vuelta en el jeep de un mulato, y comen caramelos. Tiempos después, la hechicera lee en las piedras lo que significan unos papeles de revista. Y a poco desaparece. Tendrá una sucesora, pero ya habrá empezado otro tiempo, un tiempo profano y profanador.
Paulatinamente, también con la mayor naturalidad, los habitantes de la aldea comienzan a pertenecer a otras comunidades, con otras creencias, otras ceremonias y otras pautas. Empiezan a integrarse a la civilización… La aldea y la naturaleza que la cobija quedan desmanteladas –eso sí, cubiertas por los restos de neumáticos, cartones, plásticos, etc. “La destrucción de la cultura vincular es el mayor daño que ocasiona la sociedad contemporánea. A través de todos mis películas he tratado de reflejar esta fragilidad, que corresponde a la pérdida de la espiritualidad”, ha dicho el autor. Pero de ningún modo hace aquí una elegía del buen salvaje, ni un lamento por las cosmovisiones que desaparecen, ni un grito denunciando la pérdida irreparable de los bosques. Simplemente cuenta cómo son las cosas. Y lo hace con humor fresco, lucidez expositiva y poesía simple, en el estilo sencillo del cine africano cuya voz adopta. El paso del camión en la noche, La lluvia bajo el sol, el viaje de un hombre en busca de la mujer amada, son momentos de antología, contados de tal modo que –a todo lo largo del film- apenas necesita una veintena de subtítulos. Y el final, de un sarcasmo terrible, inteligente y bien divertido, parece un chiste de Quino. Película simpática para todo público, es alimento especial y bien desarrollado para sociólogos, antropólogos, religiosos, ecologistas, y toda otra persona preocupada por nuestra cultura y nuestro planeta.
*** por Daniel Sendrós, de la programa de Cine Club Núcleo, 26 de abril de 1992.
PROXIMAS FUNCIONES
Martes 23 de Julio
VIDAS SECAS
de NELSON PEREIRA DOS SANTOS
Martes 30 de Julio
ENCUESTA SOBRE EL AMOR
de PIER PAOLO PASOLINI
Martes 6 de Agosto
LOS CISNES FEOS
de KONSTANTIN LOPUSHANSKY
CINETECA VIDA
CINE CLUB / VIDEOTECA / BIBLIOTECA / ARCHIVO
Boulogne Sur Mer 549 (1213) Capital
Tel. 49 63 75 91     cinetecavida@gmail.com
Atención e informes: Lunes a Viernes de 16 a 19 hs.
Título original: Et la lumiére fut / Guión: Otar Iosseliani y Mina Kindl /
Fotografía: Robert Alazraki / Música: Nicolas Zourabichvili     / Montaje: Otar Iosseliani, Marie-Agnès Blum y Ursula West / Decorados: Yves Broker / Vestuario: Charlotte David / Maquillaje: Eric Pierre / Sonido: Alix Comte / Diseño de producción: Yves Brover-Rabinovici / Productor ejecutivo: Francois Xavier Decraene / Productor: Alain Quefféléan / Productoras: Les Films du Triangle y Direkt Film /
Origen: Francia, Alemania e Italia / Año: 1989 / Duración: 105 minutos /
Formato original: 35 mm / Formato de proyección: DVD
Elenco:
Sigalon Sagna, Saly Badji, Binta Cissé, Marie-Christine Dieme, Fatou Seydi, Alpha Sane, Abdou Sane, Souleimane Sagna, Marie-Solange Badiane, Moussa Sagna, Ouissman Vieux Sagna, Salif Kambo Sagna, Fatou Mounko Sagna, Oswaldo Olivera, Bouba Sagna, Sadio Sagna, Fatoumata Sagna, Philippe Maillet, Fatou Sane, Burama Sane, Gnima Sane, Fatou Ayeme Sagna, Yacine Ami Sagna, Charlotte Badiane, Awa Sagna, Mustapha Badiane, Elie Joseph Dieme, Talibo Sagna, Omar Diatabo Sagna, Malamine Sana, Ibrahim Badiane, Aliou Sagna, Abdu Rahman Sane, Sana Sagna y otros.