Chile: FIDOCS 2013

0
8

Comienza hoy en Santiago de Chile con La casa de la radio de Nicholas Philipert el 17° Festival Internacional de Documentales. Hasta el sábado 29 se exhibe lo mejor del documental actual.

El documental “La casa de la radio”, del reconocido documentalista francés Nicolas Philibert estrenado en el Festival de Berlín, es uninteligente y sensible recorrido por los pasillos de la Radio Francesa, con el fin de homenajear a las personas que están detrás y reflexionar sobre la radiofonía como reflejo de la sociedad.

También se exhibirán documentales a los 40 años del Golpe, entre ellos las tres partes de “La batalla de Chile”, de Patricio Guzmán. Otra reposición es “A Valparaíso”, el asombroso documental que el director holandés Joris Ivens —con guión del connotado Chris Marker— filmó en la ciudad-puerto en 1962.

Entre los estrenos chilenos destacan “Pena de muerte”, de Tevo Díaz sobre los psicópatas de Viña, y “¿Qué historia es ésta y cuál es su final?”, de José Luis Torres Leiva, quien registró un diálogo entre Ignacio Agüero y su montajista Sophie França.

Competencia Chilena

A primera hora, de Javier Correa;

El otro día, de Ignacio Agüero;

La última estación, de Cristián Soto y Catalina Vergara; 

Las cruces de Quillagua, de Jorge Marzuca;

Los rockers: rebelde rock & roll, de Matías Pinochet; 

Pena de muerte, de Tevo Díaz;

¿Qué historia es esta y cuál es su final?, de José Luis Torres Leiva;

Quiero morirme dentro de un tiburón, de Sofía Paloma Gómez.

El jurado  Daniel Villalobos, Marcelo Panozzo y Teresa Arredondo.

Mas info aqui

La Competencia Latinoamericana

Doméstica (Brasil), de Gabriel Mascaro

Don Ca (Colombia), de Patricia Ayala

El charco azul (Colombia), de Irene Lema

Huellas (Argentina), de Miguel Colombo

La cigüeña metálica (España), de Joan López Lloret

La gente del río(Argentina), de Martín Benchimol y Pablo Aparo

La multitud (Argentina), de Martín Oesterheld

Mejunje (Cuba), de Juan Manuel Gamazo

Mitote (México), de Eugenio Polgovsky

No habrá revolución sin canción (Francia), de Mélanie Brun.

El jurado  Cecilia Barrionuevo, Juan Carlos Rulfo y Pablo Larraín.

 mas info aqui

La competencia de cortos está formado por estos films: hace clik aqui

Tres Focos especializados intentan explorar este año la cinematografía de 3 grandes autores del Documental; Cao Guimaraes, Juan Carlos Rulfo y Chris Marker.

FOCO CAO GUIMARAES

Hay una cierta idea instalada que entiende el cine documental como un agregado de hechos objetivos, recolectados para defender un argumento y valorado en tanto es capaz de descubrir datos y cuantificar la realidad. El cine de Cao Guimaraes apunta justamente en la dirección contraria, intentando no explicar sino comprender. Levantando interro- gantes sobre el habitar, lo precario, la soledad y el tiempo, su obra cuestiona la falsa dicotomía entre comprender y sentir, reconociendo que la mente no puede construir sentido sin la experiencia sensorial del cuerpo. Las obras de Cao han estado presente en los mejores festivales y galerías del mundo, entre ellos el Guggenheim de Nueva York, la Bienal de Sao Paulo, el museo Thyssen-Bornemisza, Sundance, Locarno, Cannes y el MOMA. Su visita a FIDOCS viene a marcar el punto de inflexión en el cual el festival comienza a poner en cuestión sus límites y acoge deseoso las preguntas y herramientas de otros géneros. La selección de trabajos busca darlo a conocer al público chileno y reivin- dicar un tipo de cine subjetivo y plástico que imagina, desea, siente y finalmente nombra lo invisible, y con ello –tal como al Gólem de Praga– logra insuflarle vida. R.G.

Ciclo completo haciendo click aqui

FOCO CHRIS MARKER

Chris Marker (Francia, 1921) Nacido como Christian François Bouche-Villeneuve, Chris Marker era conocido en Youtube como Kosinski, su login en Flickr era Sandor Krasna y en sus películas firmó como Jacopo Berenzi, Michel Krasna, Fritz Markassin y Hayao Yamaneko, entre otras encarnaciones. Su obra también rehuía las taxonomías y es imposible situarla en categorías estancas como “cine documental”, “ficción”, “experimental” o “video arte”. Incluso sus formatos y plataformas fueron múltiples: video, cine, fotografía, instalaciones, caricaturas, ensayos, CD-ROM, animaciones flash y realidad virtual. De todas ellos hizo combinaciones inesperadas y sorprendentes, moviendo los elementos de un territorio a otro, camuflándolos y transmutándolos hasta que sólo quedaran rastros y ruinas. Una obra inasible, como las sombras del siglo que con tanto ahínco exploró.

A menos de un año de su muerte, la presente edición de FIDOCS está dedicada a su vida y obra. La publicación del libro La Zona Marker, el lanzamiento de la nueva Competencia Internacional de Cortometrajes “Monsieur Guillaume” y un foco de seis documentales buscan revisitar las distintas maneras en que trabajó lo audiovisual y enfrentó las grandes preguntas políticas y estéticas del siglo que nos dejó. A través de películas y textos hemos querido rememorar el legado de alguien para quien las imágenes, las palabras y los recuerdos fueron, precisamente, su gran preocupación. R.G.

Ciclo completo haciendo click aqui

FOCO JUAN CARLOS RULFO 

En Del olvido al no me acuerdo (1999), un amigo de Juan Rulfo (papá de Juan Carlos), dice que el célebre escritor era un gran mentiroso, un fantasista que jamás contó nada sobre sus orígenes. El documental, que es una suerte de continuación de El abuelo Cheno y otras historias (1995) –donde Juan Carlos Rulfo empezó a sondear los secretos de su familia-, no se obsesiona con descubrir realmente quién era su padre, sino con rescatar frases sueltas, hechos borrosos y fantasías varias. En su conjunto, todas estas digresiones, más que ofrecer una respuesta, dan cuenta de qué recordamos y cómo olvidamos. Para Rulfo no importa que la memoria sea incapaz de vivificar el pasado de manera fidedigna, lo que importa es que el relato fragmentario e incom- pleto de esa experiencia haga sentir el pulso y corazón de un momento, de una época y de quienes la habitan.

En Carrière, 250 metros (2011), el guionista y escritor Jean-Claude Carrière recorre un hotel abandonado y se sienta en el aire rememorando la silla y la mesa de un restaurant ahora inexistente donde pasó cientos de veladas junto a Luis Buñuel. ¿Importa acaso si ese hotel existe o existió como la evocación de ese recuerdo? A Rulfo le interesa menos conocer a los inmigrantes que partieron a EE.UU que explorar el vacío que dejaron tras su partida en Los que se quedan (2008); ni quiere saber tanto de la monumental faena laboral de los obreros que construyen una autopista como de sus creencias y deseos como En el hoyo (2006). En el cine de Rulfo importan menos los hechos (el qué y el cómo pasó) que los sedimentos que flotan dispersos entre la conciencia y los sueños. Parafraseando a su padre, el cineasta mexicano quiere escuchar ese ruido que es el silencio; quiere ver lo que queda. J.M

Ciclo completo haciendo click aqui.

Habrá proyección especial de;

Fuck For Forest / Polonia 2012Danny, un joven noruego adinerado y de familia conservado- ra, deja todo de lado para comenzar una nueva vida en Berlín. Ahí se une a Fuck for Forest, una ONG dedicada a luchar por causas medioambientales y anti-capitalistas, para lo cual produce y vende porno amateur por internet. Con más de mil trescientos activistas y millares de socios alrededor del mundo, FFF pone videos caseros a disposición de sus socios por sólo quince dólares mensuales.
Danny se integra al equipo y pronto se entusiasma con el proyecto: salvar al mundo y librarse de los valores burgueses a través del sexo comunitario. El documental lo sigue a él y al resto de los personajes hasta que juntan suficiente dinero para comprar un pedazo de bosque amazónico y devolvérselo, gratis, a la comunidad indígena. Sin idealizar su trabajo pero tampoco ridiculizándolo, Fuck for Forest muestra la gesta de esta ONG, su muy particular sentido de la realidad y el choque cultural que ocurre cuando comienza a relativizarse la vieja distinción entre lo salvaje y lo civilizado.
R.G.

Micha? Marczak (Varsovia, 1982) estudió filosofía en la Universidad de Varso- via, dirección en el Instituto de Artes de California en Los Ángeles y fotografía y multimedia en la Academia de Bellas Artes de Poznan, Polonia. Su documental At the Edge of Russia (2010) ganó premios en varios festivales interna- cionales de cine.