Bill Viola en Argentina

2
7

Punto de Partida – Point of Departure es la primera exposición individual de Bill Viola en Argentina, concebida especialmente para la Sala PAyS del Parque de la Memoria – Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado.

La muestra, compuesta por cinco videos y dos video-proyecciones, está atravesada por un claro eje temático: la idea de la partida, el doloroso momento de la separación; ruptura que alude al linde que distingue el aquí del allá, el pasado del presente, la vida de la muerte, el Estado del individuo.

El sufrimiento vivido por las miles de personas eternizadas en las estelas del Monumento a las Víctimas del Terrorismo de Estado y por aquellos que las amaban “es una evidencia absurdamente fuerte de la idea de partida”, explica Marcello Dantas, curador invitado de la exposición. “La historia de Latinoamérica está profundamente marcada por el dolor y por la violencia aplicada sobre el individuo. La historia del Parque de la Memoria es también la historia de los que sufrieron y partieron a causa de sus ideas”, afirma.

Así surge la conexión entre el Parque de la Memoria y la obra de Bill Viola, en la cual la partida esta frecuentemente asociada a la vida y a la muerte, al encuentro o a la conexión entre lo consciente y lo inconsciente. Los videos y video-proyecciones que componen esta muestra -que reúne  trabajos desde 1991 hasta la actualidad- dan forma a esa experiencia y brindan una imagen para el momento de la ruptura, sea con la vida, sea con el otro, sea con nosotros mismos: ese es el Punto de Partida.

“La representación del dolor, la resurrección y el agua, también tienen una fuerza simbólica multiplicada por el contexto donde serán expuestas esas obras. La elección de las mismas acabó ofreciéndonos una narrativa a la exposición”, concluye Dantas.

Bill Viola nació en Nueva York en 1951. Reconocido internacionalmente como uno de los artistas más importantes de los últimos 40 años, la producción de Viola fue fundamental para establecer el video como una forma vital del arte contemporáneo, expandiendo su alcance en términos de técnica, contenidos y alcance histórico. Sus instalaciones de video –con ambientaciones que envuelven al espectador en un lenguaje de imagen y sonido propio- utilizan tecnología de última generación y se distinguen por su precisión y simplicidad. Los mismos se encuentran expuestos en museos y galerías de todo el mundo y forman parte de importantes colecciones particulares. Actualmente vive y trabaja en Los Ángeles.

  • Matilde

    Ayer, cuando salí de la muestra, escribí en mi muro de FB:
    Me dejó sin oxígeno. Secuencia de imágenes cargadas de belleza y poesía. Perturbadora construcción de las imágenes donde se confunden la vida y la muerte, el placer y el dolor, certezas e incertidumbres, que despiertan los sentidos de la propia memoria.