San Nicolás Social y Cultural

3
7

Nicolasa / sala de artistas es un espacio de artes visuales dentro de SNSYC, un centro cultural independiente y autogestivo situado en  el barrio porteño de Floresta.

La sala que inició su actividad en octubre del 2012, manifiesta como pilar de la experiencia estética el modificar espacios – modificándonos, donde más ojos puedan mirar y configurar nuevas dimensiones: hacer amor las cosas y que sea esa la atmósfera del encuentro.

Desde la primera exposición “Arroz con leche” al presente, se han realizado 10 muestras de diversos artistas plásticos, ilustradores, fotógrafos e historietistas; incluyendo una muestra temática colectiva abierta.

El deseo de seguir creciendo y la expansión del corazón  creativo resuena materialmente en una ampliación del espacio.

La sala blanca se mudó la sala más linda de SNSyC, con mayor luminosidad y ventanales abiertos al barrio para amplificar los latidos y se re-inauguró el sábado 11/05 a las 21 hs con ILUMINADA Y ETERNA // una muestra de Nicolás De Caro, en un evento interdisciplinario con música e instalación experimental en vivo. La muestra puede visitarse hasta el 2/06.

 

ILUMINADA Y ETERNA // una muestra de Nicolás De Caro

Prólogo de la muestra. Por Gabriela Pignataro

La imposibilidad de retener,tangibilizar y hacer materia los momentos quizás nos conduce a experimentar,intentar una y otra vez acercarse;empaparse nuevamente de una sensación similar pero ya distante y distinta de la anterior. ¿Puede algo permanecer en un todo dónde el único río constante es la transformación? La lucidez de un momento inaprensible, líquido.Como El beso que nos besa y no podemos tocar ni definir ni recortarlo del minuto que pasa y se va. La diapositiva, una cámara lúcida el universo donde experimentamos, segundos como supernovas, agujeros negros donde va a parar el mundo irreal, dónde suenan bocinas, sube el dólar y todo se compra: se silencia, mute y pausa, la escenografía se desmantela y sólo queda la imagen en negativo en el aire. Baja el telón hasta la próxima función que no es la misma: la reproducción del momento donde cada segundo es táctil es imposible, como fotocopiar los labios,las hojas, el rocío, el clac de un viejo ventilador que gira. Las flores se extinguen fuera de la tierra, el beso se decolora fuera del cuerpo: no se puede alimentar de agua infinita los sueños, las flores y los besos ni retener su aroma, sabor y silencio. El sueño vívido es impregnar una y otra vez el celuloide amoroso, convertirnos en haluros de plata en movimiento. Y tal vez aquello sea lo único eterno, fotograma tras fotograma, a trasluz y trasnoche.

 

Nicolás de Caro es fotógrafo, ha participado en diversas muestras y publicaciones. Edita fotogalerías digitales en http://nicolasdecaro.tumblr.com/