ArteBA 2013: Dobles, de Leticia El Halli Obeid

0
9

Dobles es el proyecto ganador del Programa de Jóvenes Curadores organizado por arteBA. Un video que reúne un conjunto de entrevistas realizadas a renombrados actores del doblaje  Mexicano.

¿Cuál es la intención de este trabajo? Primero que nada interpelar las emociones del espectador.

¿Cómo?: dando a conoce los dueños de las voces, es decir la trastienda cultural, que hizo posible ese “español  neutro” construido en base a nuestra lengua, incorporado a nuestro imaginario dando cuenta de su identidad a partir del lenguaje audiovisual.

Esa lengua producto del doblaje se resiste a los rótulos genéricos y habita entre las fronteras del video arte y el documental.

“Quienes defienden el doblaje razonarán (tal vez) que las objeciones que pueden oponérseles pueden oponerse, también, a cualquier otro ejemplo de traducción. Ese argumento desconoce, o elude, el defecto central: el arbitrio injerto de otra voz y de otro lenguaje. La voz de Hepburn o de Garbo no es contingente; es, para el mundo, uno de los atributos que las definen. Cabe asimismo recordar que la mímica del inglés no es la del español. [1]

Oigo decir que en las provincias el doblaje ha gustado. Tra­tase de un simple argumento de autoridad; mientras no se pu­bliquen los silogismos de los connaisseurs de Chilecito o de Chi­vilcoy, yo, por lo menos, no me dejare intimidar. También oigo decir que el doblaje es deleitable, o tolerable, para los que no saben inglés. Mi conocimiento del inglés es menos perfecto que mi desconocimiento del ruso; con todo, yo no me resignaría a rever Alexander Nevsky en otro idioma que el primitivo y lo vería con fervor, por novena o decima vez, si dieran la versión original, o una que yo creyera la original. Esto último es impor­tante; peor que el doblaje, peor que la sustitución que importa el doblaje, es la conciencia general de una sustitución, de un engaño.

[1] Más de un espectador se pregunta: Ya que hay usurpación de voces, ¿por qué no también de figuras? ¿Cuándo será perfecto el sistema? ¿Cuándo veremos directamente a Juana González en el papel de Greta Garbo, en el papel de la Reina Cristina de Suecia?…” Jorge Luis Borges.

Ver Historial del Doblaje http://giselacasillas.com/doblaje.html

Humberto Vélez, voz de Homero Simpson durante 15 años.

“La industria cinematográfica norteamericana se vio seriamente afectada a principios de la década de los años treinta debido, por una parte a la gran depresión que se extendió a todos los ámbitos de la economía, la rama de la producción cinematográfica  no escapo a esta crisis , se pensó que con la sonorización bastaría para reactivarla, sin embargo, a la postre se convirtió en la causa principal de que el cine norteamericano perdiera un numeroso publico, el latinoamericano y el europeo fundamentalmente.
El primer intento de Hollywood por recuperar a dicho público consistió en rehacer las películas que ya habían hecho famosas las estrellas norteamericanas, con actores extranjeros en varios idiomas.
 Se contrataron actores alemanes franceses, italianos, españoles, mexicanos, etc. Intento que fracaso debido fundamentalmente a su elevado costo y al hecho de que estas películas no fueron muy bien recibidas.

Se pensó en la opción de subtitular pero el gran número de analfabetos no lo hizo viable. Además de que el lenguaje cinematográfico es en buena medida  basado en  imágenes, mismas que no pueden ser del todo apreciadas, si el público tiene Centrada su atención en la lectura de subtítulos.”

Con frecuencia, lenguaje y comunicación se consideran dos caras de la misma moneda. Lo que implica la utilización de un lenguaje o código, como si fuese una relación entre el corazón y la circulación. Sabemos que se puede alcanzar la comunicación sin utilizar un código, porque su función esencial es el procesamiento de información. Por lo que este sistema de representación en todo caso es cognitivo, porque no se basa ni en la codificación ni en la decodificación.

Cuando Leticia El Halli Obeid reflexiona sobre la mimetización que muchos niños han tenido con las voces de los personajes del Chavo del 8, Doña Florinda, o el agente 86 por poner unos mínimos ejemplos, no habla del doblaje al cual de refería Borges: acá no hay ni un engaño, ni una conciencia de una sustitución, sino que ese meterse en el personaje que los actores del doblaje llaman “meterse al mono”, son voces que se repiten como ecos, una y otra vez cruzando fronteras, más bien diría atravesándolas. Lo que hace, que ese imaginario de la infancia, con el cual tuvo que ver tanto la televisión, forme parte de un aprendizaje masivo, y simultáneo, donde la lengua es intervenida. Y esa intervención es posible que con el tiempo, se haya transformado cognitivamente en una adaptación cultural.

Foto copete: Jorge Arvizu, voz en español del Super Agente 86, Don Gato y su pandilla y otros.