Botero, dibujos en tela y en papel

0
16

50 dibujos de la colección personal de Fernando Botero del periodo 1973 y 2011 se exhiben desde el 21 de mayo en el Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires.

Con la exposición  Botero, dibujos en tela y en papel, el  artista  se presenta por tercera vez en el MNBA. En ocasiones anteriores se exhibió Botero en Buenos Aires en el año 1994 y El Dolor de Colombia en los ojos de Botero en el año 2006, colección que el artista donó al Museo Nacional de Colombia.

Si bien Botero reflexiona con respecto a su propia obra “Mi color no se asemeja al violento y caótico de mi país. Me gusta la luz de París, mis colores son italianos, una de mis referencias constantes es Piero de la Francesca. Amo el siglo XV italiano” no  produce una ruptura con  Colombia natal ya que como él reconoce tiene con América Latina una profunda relación platónica.

Teresa de Anchorena es la curadora de esta muestra de la que dice: “Recorrer la obra de Fernando Botero es irse de viaje en el tiempo y el espacio. Salir a pasear por las calles de ese pueblito que fue la ciudad de Medellín. A través suyo pasamos por el mercado, la iglesia, el burdel y las corridas de toros. Nos detenemos en las ventanas de esas casas de tejas coloradas para sorprender a sus habitantes en pleno quehacer cotidiano, para escuchar sus conversaciones e impregnarnos de esa atmósfera que huele a incienso y lavanda. Y tiene algo de fantástico.”

En estas obras Botero utiliza acuarela, lápiz, tinta y carbonilla sobre papel. Innova trabajando con  sanguina sobre tela, técnica poco utilizada por los artistas y que requiere  una destreza y maestría excepcionales. El profesor Ángel Navarro señala que históricamente el papel ha sido el gran compañero de los artistas. De él se valen al esbozar la primera idea para una obra, para estudiarla en sus detalles específicos y en la determinación de sus formas y aspectos especiales.

En el siglo XIX la industrialización facilitó el contar con papeles de diferentes consistencias que fueron soporte ideal para novedosas técnicas de duplicación de imagen, y los dibujos y grabados canalizaron nuevas formas expresivas. En muchos casos el papel adquiere nuevo valor, mucho mejor que en el pasado, se convierte  en el  complemento apropiado de tintas y grafitos para la generación de una imagen.

La exposición cuenta con el apoyo de la Asociación amigos del Museo Nacional de Bellas Artes. Junto con la muestra se presenta el catálogo Botero, dibujos en tela y en papel.

Actividades relacionadas con la exposición:

Se realizarán visitas guiadas, a partir del martes 28 de mayo, de martes a domingo a las 18:00 (excepto feriados).