Inflation!

1
7

Junto a las obras que están erigendo el Museo de Artes Visuales de Hong Kong, se ha instalado un patio de esculturas inflables realizadas por seis artistas de primer nivel internacional, reforzando el look&feel del West Kowloon Cultural District de dicha ciudad.

El Museo de Artes Visuales que se inaugurará en 2017 según los planes, concretará la posibilidad de Hong Kong de contar con un espacio ìntegramente dedicado al arte de las dos últimas centurias, con especial acento en el carácter multisoporte de sus obras. Es por esto que las esculturas inflables afirman y proyectan a esta cosmopolita ciudad en una meca creciente para el arte contemporáneo. Los artistas que exponen sus esculturas son:

Cao Fei (China, 1978), una de las artistas jóvenes de peso creciente, presenta un chancho inflable (Cámara de Tesoros, 2013), a medias entre lo naif y lo real, muy relacionado con el tema dietario y bacanal, rpoblematizando el tema alimenticio en una ciudad densamente poblada donde la vida es vertiginosa.

Choi Jeong Hwa (Corea del Sur, 1968) y su escultura Emptiness is Form, confronta una flor de loto con las pràcticas religiosas del budismo en la complejidad urbana de Hong Kong. Este artista es reconocido por sus megainstalaciones públicas, entre las que se recuerda Doors, de 2009.

Jeremy Deller (Reino Unido, 1966), ofrece Sacrilege, donde reproduce Stonehenge y desacraliza su vaho de misterio y de lugar fuertemente espiritualizado, con un espectador que puede recorrerlo e imaginar la historia desde un lugar mucho más blando. Deller es bien conocido por su trabajo sobre la huelga minera en su país, documentada en su obra  Batalla de Orgreave, y ha obtenido el premio Turner en 2004.

Jiakun Architects (China), rehacen una estructura ya presentada con el característico techo de globos. Este estudio marca el peso de estos jóvenes arquitectos en la producción china contemporánea en relación a los espacios públicos.

Paul McCarthy (USA, 1975), asegura polémica, cuando menos, con su Complex Pile, una escultura de más de 15 mts. de alto y 33 mts de largo, que constituye una montaña de excremento humano.

Tomás Saraceno (Argentina, 1973), realiza una instalación/ performance ‘Poetic Cosmos of the Breath’ influido por el trabajo de Dominic Michaelis.

Tam Wai Ping (Hong Kong) inquieta con sus dos esculturas en paralelo, una de una cucaracha y otra de un torno humano, ambas clavadas boca abajo en la tierra, de un brillante color negro.

 

Paul Mc Carthy, Complex Pile