BOSSA NOVA: Zimbo Trio

0
9

Después de muchas (buenas) películas un poco de (buena) música de Brasil.

Coincidiendo en el tiempo con los tres últimos días de la 15º edición del BAFICI, se presentó en Notorious (Callao 966) uno de los grupos claves de la Bossa Nova, fundado hace casi 50 años. El Zimbo Trio debutó en Brasil en marzo de 1964 y de la formación original se mantiene su pianista Amilton Godoy, a quien acompañan actualmente Mario Andreotti en bajo acústico y Pércio Sapia en batería.

El domingo 21 tuvo lugar el último de los tres recitales ofrecidos y junto al colega Luis Kramer asistimos a una excelente presentación.

Se daba por descontado que habría más de una composición de Antonio Carlos (Tom) Jobim, aunque como aclaró Godoy cada uno de los tres días el repertorio fue variando.

De las diez piezas y tres bis (cuatro temas en total) ejecutados hubo predominio de la música de Jobim. Ya la segunda canción fue “Agua de beber” pero hubo que esperar hasta la séptima para que hiciera su aparición el que muchos consideran el himno de la bossa nova y de la música del Brasil. Obviamente nos estamos refiriendo a “Garota de Ipanema”. Lo que sí sorprendió fue la obra que dio inicio al show, nada menos que una composición de Juan Sebastián Bach. La música clásica tuvo aún otra presencia, esta vez de origen brasilero, al ejecutar una parte de Bachianas Brasileiras Nº5 de Heitor Villa-Lobos. De Milton Nascimento se escuchó “Viola Violar” con notable destaque del bajo (Kramer lo señaló a este cronista), que volvió a lucirse en la siguiente “Aviao”.

Hacia el final tomó más protagonismo la batería de Sápia sobre todo con la canción  “O Batráquio”, cuyo autoría pertenece a Amilton Godoy.

El turno de los bis se inició con el, en palabras de Godoy, otro himno de la música popular de Brasil. Nos referimos a “Aquarela de Brasil” en virtuosa interpretación del trío seguido por “Mas que nada”, un tema muy popular y fuertemente coreado por el público

Sin duda los que salieron muy satisfechos fueron los amantes de Jobim  ya que se pudo escuchar “Passarim”, donde fue el piano de Godoy el que más se lució. Y en el cierre  otros dos temas claves de la MPB y cuya autoría no podía ser otra que la del autor de “Corcovado”.  Tanto “Desafinado” como “Chega de saudade” fueron entonados por gran parte del público presente.

Una noche para la nostalgia y el recuerdo de tantos grandes músicos como el inolvidable Ary Barroso y de cantantes como Elis Regina y Elizeth Cardoso que supieron acompañar tanto en vivo como en algunos de los más de cincuenta discos del Zimbo Trio.