BAFICI: Fogo

0
11

Tras la asistencia a la Fogo Island Arts, la pelicula de la mexicana Yulene Olaizola es un claro ejemplo de lo que puede resultar de estas movilizadoras experiencias  en residencias de arte

Fogo Island Arts es un trampolín para el desarrollo de la carrera profesional de agentes artísticos a nivel internacional. El programa de residencia se realiza cada año y está abierto a todo tipo de artistas y gestores culturales.”

Así empieza el texto de la convocatoria a la Residencia abierta a artistas de todo el mundo en la remota isla canadiense de Fogo que publicamos en Leedor el pasado 19 de marzo. Por la experiencia de vivir 3 meses en el inhóspito paisaje rocoso pasó la directora de una película llamada Fogo, la directora, la mexicana Yulene Olaizola (Paraísos artificiales, Shakespeare y Victor Hugo).

¿Cómo se puede ser en apariencia un documental? Límites de una ficción encubierta. Actores no profesionales, gente de la zona, caras ajadas, espacios cerrados oscuros, espacios abiertos prácticamente sin presencia humana. Restos de un lugar habitado que Olaizola capta con una crudeza poética que se presenta a modo de planos yuxtapuestos donde los gestos le ganan a las acciones. La única conversación que hay en los poco mas de 60 minutos es sobre la falta (falta comida, bebida, gente, de futuro) y la decisión de irse o quedarse. “No puedo recordar nada ahora”. tras lo cual el plano del camino vacio marca la profundidad del campo que va a empezar a recorrer ese hombre.

Fogo es un ejercicio sobre los efectos del montaje, un plano de detrás del otro con una insistencia sobre la soledad y la pregunta por la supervivencia.