Kaneto Shindo y Kozaburo Yoshimura: dos maestros del cine japonés

0
8

A partir de mañana, martes 23 de abril un ciclo con 13 films inéditos de Kaneto Shindo y Kozaburo Yoshimura en Argentina, en la Sala Leopoldo Lugones.  Los films serán exhibidos en copias nuevas en 35mm, enviadas especialmente desde Tokio por The Japan Foundation.

- Publicidad -

El Complejo Teatral de Buenos Aires y la Fundación Cinemateca Argentina, en colaboración con el Centro Cultural e Informativo de la Embajadadel Japón, han organizado un ciclo denominado Kaneto Shindo y Kozaburo Yoshimura: dos maestros del cine japonés, que se llevará a cabo del martes 23 de abril al lunes 6 de mayo enla Sala Leopoldo Lugones del Teatro San Martín (Avenida Corrientes 1530). El ciclo está integrado por trece largometrajes absolutamente inéditos en nuestro país de dos realizadores fundamentales de la generación humanista de posguerra. Los films serán exhibidos en copias nuevas en 35mm, enviadas especialmente desde Tokio por The Japan Foundation.

“El realizador japonés Kaneto Shindo celebró el 100º aniversario de su nacimiento en abril de 2012, un mes antes de su muerte. Trabajando en la industria desde los años 30, cineasta desde los años 50, era uno de los últimos eslabones vivos de la generación de Akira Kurosawa. Su lugar en la historia del cine fantástico japonés tiene un lugar de honor gracias a dos de sus films más reconocidos, Onibaba, el mito del sexo y Kuroneko. Pero pocos meses antes de que Shindo cumpliera cien años, otro centenario tuvo lugar sin ningún tipo de repercusión internacional: Kozaburo Yoshimura (1911-2000) fue no sólo contemporáneo de Shindo, sino su colaborador más cercano. Sin embargo, sigue siendo virtualmente desconocido en Occidente. Ambos hombres trabajaron en conjunto por primera vez en 1947, aunque ya eran figuras establecidas en la industria cinematográfica japonesa. Shindo había sido director de arte, guionista y asistente de dirección (entre otros, de Mizoguchi). Yoshimura había sido asistente de Yasujiro Shimazu en los estudios Shochiku, comenzando a dirigir sus propios largometrajes en 1934. Pero sería a partir de un guión de Shindo cuando Yoshimura logró su primera obra maestra: El baile en la casa Anju (1947). (…) Shindo escribiría varios guiones más para Yoshimura, pero la relación entre ambos se profundizaría al dejar Shochiku y fundar su propia empresa productora, Kindai Eiga Kyokai. Allí, Yoshimura haría las veces de productor de Shindo en sus primeros largometrajes como realizador. (…) Los films de Yoshimura y Shindo siguen siendo emotivos y fascinantes. Vivieron tiempos turbulentos en la historia de Japón y reflejaron en su obra la guerra, la posterior ocupación y los años de prosperidad y modernización de posguerra. Sus películas reflejan la experiencia de esos años y constituyen un invaluable reporte histórico de la vida en el Japón del siglo XX. Pero su importancia no es sólo histórica. Shindo y Yoshimura eran grandes narradores y cineastas con un profundo sentido de la compasión y la humanidad. Es hora de celebrar sus logros individuales y en conjunto”.

Alexander Jacoby en Sight & Sound

La agenda completa del ciclo es la siguiente:

 

Martes 23:   Corriente cálida (Danryu; Japón, 1939) Dirección: Kozaburo Yoshimura. Con Shin Saburi, Mieko Takamine, Mitsuko Mito.

Aunque su estilo y elecciones temáticas son más variados que los de otros maestros nipones, Yoshimura es un distinguido artista que supo acompasar su carrera con las cambiantes circunstancias sociales y culturales de su país. Trabajando en los estudio Shochiku desde los años 30, logró un gran éxito comercial en 1939 con Corriente cálida, un melodrama de baja intensidad acerca de las complicaciones profesionales y románticas de un joven director de hospital. Basado en una novela publicada originalmente en forma seriada, el film duraba originalmente tres horas, pero fue posteriormente editado y reducido en su metraje.

A las 14.30, 17 y 19.30 horas (124’; 35mm).

 

Miércoles 24:   El baile en la casa Anjo  (Anjô-ke no butôkai; Japón, 1947) Dirección: Kozaburo Yoshimura. Con Osamu Takizawa, Masayuki Mori, Yumeko Hohatsu.

Los films más típicos de Yoshimura son dramas de la vida contemporánea, de los cuales El baile en la casa Anjo es uno de los más representativos. Rodado en un estilo por demás imaginativo, este melodrama sobre una familia aristocrática obligada a vender su mansión, cuenta con actuaciones fuera de serie de un excelente reparto que incluye a Setsuko Hara y Masauki Mori. Se trata, además, del largometraje que inaugura una serie de inteligentes estudios acerca de los ca mbios sociales en el Japón de posguerra.

“Primera obra maestra de Yoshimura, basada en un guión de Kaneto Shindo, El baile en la casa Anjo posee ecos de Chejov y prefigura el tono sombrío de films como La habitación de música, de Satyajit Ray” (Alexander Jacoby, Sight & Sound).

A las 14.30, 17 y 19.30 horas (95’; 16mm).

 

Jueves 25:   Bajo ropajes de seda (Itsuwareru seiso; Japón, 1951) Dirección: Kozaburo Yoshimura. Con Machiko Kyo, Yasuko Fujita, Hisako Takihana

Kimicho, como su madre antes que ella, es una geisha en el distrito de Gion, en Kioto. A diferencia de su madre, capaz de hipotecar su casa para ayudar a la familia de su ex patrón en tiempos difíciles, Kimicho es una fiel exponente de la posguerra: independiente y codiciosa. A medida que la historia se desarrolla, Bajo ropajes de seda va presentando varios aspectos de la vida de las geishas en el distrito de Gion, y es vista como un homenaje del guionista Shindo a su maestro, Kenji Mizoguchi. Yoshimura y Shindo dejaron atrás su relación con los estudios Shochiku para fundar su propia compañía, Kindai Eiga Kyokai; ésta es la primera de sus producciones, realizada en los estudios Daiei de Kioto.

A las 14.30, 17 y 19.30 horas (120’; 35mm).

 

Viernes 26   Historia de Genji (Genji monogatari; Japón, 1951) Dirección: Kozaburo Yoshimura. Con Kazuo Hasegawa, Michiyo Kogure, Mitsuko Mito.

Genji, el hijo del emperador, ha ganado renombre entre la nobleza de Kioto por su encanto y buena apariencia. Sin embargo, no puede dejar de perseguir su objeto de deseo: la joven y bella esposa de su padre. Historia de Genji fue uno de los varios proyectos de prestigio realizados por Yoshimura, un encargo de los estudios Daiei para celebrar su décimo aniversario. El film, basado en el clásico de la literatura de la era Heian contó nuevamente con guión de Shindo y le valió al realizador un gran éxito crítico, transformándose a su vez en el mayor triunfo comercial en la historia del cine japonés hasta ese momento.

A las 14.30, 17 y 19.30 horas (124’; 35mm).

 

Sábado 27: Las hermanas de Nishijin (Sisters of Nishijin; Japón, 1951)

Dirección: Kozaburo Yoshimura. Con Yumiko Miyagino, Mitsuko Miura, Yuko Tsumura.

Kozaburo Yoshimura, conocido en líneas generales por sus mujeres modernas e independientes, presenta en este film un retrato del declive de una actividad japonesa tradicional, representada por Nishijin, la famosa área de Kioto dedicada a la manufactura de tejidos de seda, acosada ahora por los ritmos del mundo moderno. Trabajando con el camarógrafo Kazuo Miyagawa, Las hermanas Nishijin presenta la vida y la cultura de un grupo de mujeres tradicionales. El realizador basó su film en un guión escrito por Shindo, creado a partir de una serie de experiencias personales del guionista y futuro realizador.

A las 14.30, 17 y 19.30 horas (110’; 35mm).

 

Domingo 28: Los niños de la bomba atómica

(Gembaku no ko; Japón, 1952) Dirección: Kaneto Shindo.

Con Nobuko Otowa, Chikako Hosokawa, Masao Shimizu.

Kaneto Shindo inició su carrera cinematográfica como asistente de Kenji Mizoguchi. Con el correr de los años, escribiría guiones para realizadores como Mizoguchi, Kon Ichikawa, Keisuke Kinoshita, Seijun Suzuki y, muy especialmente, Kozaburo Yoshimura, quien a su vez produciría algunos de los primeros films de Shindo. Es el caso de Los niños de la bomba atómica, el retrato sentido y emotivo de una maestra que vuelve a la ciudad de Hiroshima en busca de aquellos ex alumnos que han sobrevivido a la explosión nuclear. La escena del impacto fue realizada por Shindo en una intensa escena de montaje basada en el cine mudo soviético.

A las 14.30, 17 y 19.30 horas (85’; 35mm).

Lunes 29:  Epítome (Shukuzu; Japón, 1953) Dirección: Kaneto Shindo. Con Nobuko Otowa, Jukichi Uno, Tanie Kitabayashi.

Los films realizados por Kaneto Shindo de los años 50 poseen en general una notoria vena social. En más de un sentido, Epítome es una suerte de respuesta al film de Yoshimura (con guión de Shindo) Bajo ropajes de seda. Ubicado en Tokio en lugar de Kioto, su visión sobre el sistema de las geishas es menos resignada, más abiertamente crítica. Epítome narra la historia de Ginko, la hija de un pobre zapatero de Tokio que es vendida a una casa  de geishas como medio desesperado para proveer dinero a su familia. Realizada en parte como protesta a la prostitución legalizada, Shindo hace uso de un dinámico montaje y una búsqueda de realismo que le dan al film una frescura poco frecuente en films de estudio de la época.

A las 14.30, 17 y 19.30 horas (130’; 16mm.)

Martes 30:   La zanja (Dobu; Japón, 1954) Dirección: Kaneto Shindo. Con Nobuko Otowa, Jukichi Uno, Taiji Tonoyama.

Tsuru, una mujer con problemas mentales, es protegida por Toku y Pinchan, dos hombres que viven en una villa de emergencia, en una zanja al costado de las vías del ferrocarril. La fábrica en la cual trabajaban ha sido cerrada por una huelga, por lo que ambos hombres gastan tiempo y dinero apostando en las carreras de bicicletas. Tsuru trabajaba en una fábrica textil, pero un grupo de jóvenes robó todo el dinero de su indemnización. La particular comunidad de la zanja incluye a Chu, un actor que también está un poco loco, y Hiromi, quien viste siempre un traje elegante y de quien se dice es la amante de un hombre poderoso.

A las 14.30, 17 y 19.30 horas (111’; 35mm).

 

Miércoles 1:   No hay función

Jueves 2:   Cabo Ashizuri (Ashizuri misaki; Japón, 1954) Dirección: Kozaburo Yoshimura. Con Isao Kimura, Keiko Tsushima, Keisuke Sunagawa.

En el año 1934, Japón se vio inmerso en una intempestiva carrera militarista. Basada en tres novelas breves de Torahiko Tamiya, que Shindo combinó en un notable guión, Cabo Ashizuri narra la historia de un empobrecido estudiante en lucha por seguir sus estudios académicos en ese turbulento período. “Cabo Ashizuri es un mordaz informe sobre la represión de los liberales durante el período militarista pre Segunda Guerra Mundial. En su explícito tema político y fuertes rasgos de estilo, el film parece más cercano al estilo de realización de Shindo que a la mayor parte de los films de Yoshimura” (Alexander Jacoby, Sight & Sound).

A las 14.30, 17 y 19.30 horas (108’; 16mm).

 

Viernes 3:  Dragón de la suerte nº 5 (Daigo Fukuryu-Maru; Japón, 1959) Dirección: Kaneto Shindo. Con Jukichi Uno, Nobuko Otowa, Yoshio Inaba.

En el mes de febrero de 1954, con una tripulación de veintitrés hombres, un bote pesquero, el “Dragón de la suerte nº5”, partió del puerto de Yaizu, prefectura de Shizuoka. En busca de atún, el destino final del viaje eran las Islas Bikini, en el Pacífico Sur. El 1º de marzo a las 3:42 de la mañana los hombres ven una nube amarillenta ascendiendo hacia el cielo. Cubiertos de cenizas, nadie en la tripulación es consciente del peligro que los acecha. Sin saberlo en ese momento, serán víctimas de la lluvia radioactiva luego de la prueba de la bomba de hidrógeno realizada por el ejército americano en el atolón Bikini.

A las 14.30, 17 y 19.30 horas (107’; 16mm).

 

Sábado 4: La isla desnuda (Hadaka No Shaima; Japón, 1960) Dirección: Kaneto Shindo. Con Nobuko Otowa, Taiji Tonoyama, Shinji Tanaka.

Al este de Japón, en una zona que posee los paisajes más bellos del país, en un pequeño islote, vive una familia: los padres y sus dos hijos. Llevan una vida sencilla y austera debido a la escasez de agua y víveres. A pesar de ello son felices. Pero un día la desgracia llega a la isla y afecta duramente a la familia, que luchará silenciosa y resignadamente contra los elementos de la naturaleza. Un drama sin diálogos ni voz en off, en el que la imagen adopta el papel de narrador absoluto. Con su piadosa crónica de la vida campesina y hermosas locaciones, La isla desnuda ganaría adeptos fuera y dentro de Japón, ganando el Gran Premio en el Festival de Moscú y afirmando la carrera de Shindo como realizador independiente”. (Alexander Jacoby, Sight & Sound).

A las 14.30, 17 y 19.30 horas (94’; 16mm).

 

Domingo 5:  La lucha cuesta arriba de una mujer (Onna no saka; Japón, 1960) Dirección: Kozaburo Yoshimura. Con Mariko Okada, Nobuko Otowa, Keiji Sada.

Akie, una mujer joven y moderna que ha crecido en el barrio de Hakone, cerca de Tokio, hereda una tradicional casa de dulces en Kioto. Su madre la obliga a revivir el negocio, pero ella decide en cambio estudiar diseño de moda y transformar el local en una boutique. Un estudio sobre los cambios sociales y generacionales en Japón durante su ingreso a la modernidad.

A las 14.30, 17 y 19.30 horas (107’; 35mm).

 

Lunes 6:   Madre (Haha; Japón, 1963) Dirección: Kaneto Shindo. Con Nobuko Otowa, Haruko Sugimura, Koji Takahashi.

Casi veinte años después del bombardeo de Hiroshima, y poco más de una década después del clásico film de Shindo Los niños de la bomba atómica, el famoso domo de la Bomba-A, cerca del epicentro del impacto, es visible como un vívido símbolo de las tribulaciones de los personajes de Madre. Está en el fondo del cuadro cuando Yoshie convence a Tamiko de que vuelva a casarse mientras que Haruo hace un viaje en helicóptero hasta el punto en el que la bomba fue lanzada por los americanos. Shindo vuelve así a un tema que lo ha marcado y que reaparece en varios otros films de su filmografía.

A las 14.30, 17 y 19.30 horas (101’; 35mm).