BAFICI 2013: Bloody Daughter

0
15

Ardua tarea la de ser hija de Marta Argerich, como loable el esfuerzo de asumir el desafío de filmar esta conflictiva situación familiar de quien se siente la “hija maldita”, tal el título del documental.

Mamita querida.

Con un crudo detalle, el film va desgranando distintos episodios bastante traumáticos de la realizadora en la que son cuestionados tanto su madre como su padre. Ambos notables artistas pero muy egocéntricos a la hora de asumir su paternidad/maternidad responsables.

Sin embargo, el tono del documental no es el del reproche sino la búsqueda de explicaciones que permitan entender porque Stéphanie aun no fue reconocida legalmente por su padre, o porque su hermana mayor, Lyda, pasó buena parte de su infancia en un internado. Preguntas, claro está, que no encuentran respuesta ni una clara asunción de compromiso por lo vivido.

El resto es un festival Argerich, siempre seductora, aun en pijama y con cara de recién levantada. Con abundante material de archivo y el recorrido de esta genial pianista por distintas décadas de su vida, tanto en concierto como en su relación con sus tres hijas.

Compartir
Artículo anteriorViola
Artículo siguienteBAFICI 2013: Acá dentro