BAFICI 2013: Hasta el sol tiene manchas

0
11

Dentro de la nueva sección Vanguardia y Género  vimos la la pelicula guatemalteca del director de Las marimbas del infierno.

Sostenido anclaje literario para  el film del guatemalteco Julio Hernández Cordón director de Las Marimbas del Infierno y Gasolina que lleva por titulo una frase extractada del libro Opio diario de una desintoxicación de Jean Cocteau.  “Hasta el sol tiene manchas. Su corazón no las tiene. Me ofrece usted a diario este espectáculo: su sorpresa de saber que el mal existe.” 

Citas de textos del propio Cordon, otros de Pessoa, o de García Lorca aparecen por debajo de la imagen dando a la película toda una dimensión literaria que se apoya en una puesta en escena casi rudimentaria. Rodada en un piso vacío con ventanal a la ciudad, y un enorme pizarrón especialmente construido para la película, Hasta el sol tiene manchas puede llegar a ser una experiencia exasperante, por momentos un sinsentido que encuentra el rumbo cuando se ocupa del metalenguaje: hablar de la película que se está filmando es lo que parece salvar a la película filmada.

Un joven con retraso mental obsesionado con una campaña presidencial aparentemente inútil y otro, un ratero que roba celulares, ambos detrás de mascaras de papel con cabezas dibujadas se mueven en un escenario muy corto usando los laterales de la pantalla. Detrás de ellos, el pizarrón con simulacros de vidrieras, puertas, ventanas, paredes en tiza. El ruido de la tiza dibujando el pizarrón es una de las constantes sonoras. Otra vez el metalenguaje.

Circular de un espacio a otro en el hacer del cine postulan una película obtusa, personal, ciertamente engorrosa que Hernández Cordón, a modo de instrucciones para hacer un film, recuerda desde su relato que todo transcurre en Guatemala y no en otro lugar. Alli está la historia del presidente Arbenz, derrocado por un golpe de estado en 1954 e impulsado por la CIA norteamericana en plena Guerra Fria. El pasado de un país latinoamericano donde la explotacion de la tierra, y las bananas, es el tesoro.

Pura vanguardia, la de Hernández Cordón a la que habrá que ir acostumbrándose en esta nueva edición del BAFICI num 15.

[dailymotion]http://www.dailymotion.com/video/xryjhg_hasta-el-sol-tiene-manchas-extrait_shortfilms#.UWc6uZOvFic[/dailymotion]