La teatralidad en el “no pertenecer”

0
10

Leedor conversó con Fagner Pavan, Inés Armas  y Daniela Fiorentino, los creadores de “Cuerpo extranjero”, un notable espectáculo interdisciplinario que se ha reestrenado por cuatro únicas funciones en la hermosa sala Hasta Trilce (Maza 177, Ciudad de Buenos Aires).

- Publicidad -

Leedor: ¿Cómo surgió el espectáculo, cuál fue el disparador?

Fagner Pavan: El espectáculo tiene dos disparadores concretos: El primero es “El Extranjero” de Albert Camus, particularmente en su dimensión física, la sensación corporal de estar fuera, de no pertenecer, de no encajar que va llevando a un comportamiento absurdo. El segundo, nuestro encuentro con la titiritera Daniela Fiorentino y la inquietud compartida de explorar el cruce entre la danza y el teatro de títeres para abordar el análisis del movimiento, su origen, sus motores.

Inés Armas: El primer paso concreto, una vez que nos propusimos hacer algo juntos, fue confeccionar el muñeco, que es de trapo y estopa y lo realizó Sol Stolarczyk, el resto de la obra surge directamente de ese muñeco, de su presencia, de su materialidad y de su relación con nosotros.

Daniela Fiorentino: Surgió también del recuerdo y ciertas sensaciones de juego con el primer objeto que uno encuentra de niño, el muñeco de trapo, evocando cierta forma de manipular, alzar, presentar al objeto(cargado ahora de mayor intención y acción) que disparó y ocupó otro territorio adulto, pero siempre con reminiscencias de ese correlato: infancia, juguete, trapo.

Leedor: La idea de trabajar la manipulación en la obra, no sólo como procedimiento, sino también argumentalmente, ¿es algo que estaba pensado desde el principio o surgió durante el proceso de ensayos?

FP: La manipulación surge desde el primer ensayo dado que era la acción necesaria para mover al muñeco. Esta acción se fue trasladando hacia nuestros cuerpos, hacia el espacio y hacia la pregunta por el origen del movimiento en general: ¿quién nos mueve? ; o ¿qué nos mueve?  Esto se volvió el eje central de la investigación.

IA: La manipulación en tanto danza también nos resultó interesante, me refiero a los movimientos que realiza el manipulador-titiritero, que en la mayoría de los casos está oculta. Esta acción de inyectar energía vital en un objeto, es una danza en sí misma. El objeto animado cobra independencia y si éste se trata del propio cuerpo como objeto de manipulación, sus movimientos son inesperados, imprevisibles y extraños a la voluntad.

DF: El trabajo de animación del títere radicó también en desaprender la formalidad de trabajar con un títere de manipulación directa, ya que investigamos más allá de lo que daba la técnica en sí, una forma de manipular comprometiendo el cuerpo entero, generando así una intención dramática al hecho de animar. Bailarina, títere y titiritera generan una dramaturgia misma en este manipular y ser manipulado.

Leedor: ¿Cómo piensan los espectáculos de cruce de lenguajes en general, y en esta experiencia en particular?

FP: El cruce de lenguajes fue una necesidad orgánica en el devenir del proceso, no fue pre estructurado, sino una clara necesidad de recurrir a distintas técnicas y dimensiones para abordar la construcción de nuestros espectáculos. Nuestros materiales de investigación no se sostienen en una única bisagra.  Como Compañía somos interdisciplinarios desde nuestra constitución, danza, teatro, música, objetos, son las disciplinas que hemos estudiado. Ahora bien, lo que nos interesa es que este cruce pueda generar algo distinto a las técnicas o lenguajes en sí, pueda trascenderlos y constituir un lenguaje particular para cada pieza, esta es nuestra búsqueda.

Leedor: ¿En qué otros proyectos están trabajando?

IA: Yo voy a estrenar junto a Daniela Fiorentino una obra infantil de Danza aérea, títeres y clown llamada “El País del Espejo” y Fagner Pavan está escribiendo una obra de teatro. Daniela Fiorentino está investigando junto a Lucas Marín el cruce de Teatro de Objetos y Nuevos Medios basado en la obra de John Berger. Mientras tanto la Cía Móvil – Marco Sanguinetti, Inés Armas, Fagner Pavan –  está en proceso de investigación para un proyecto a estrenar en 2014 que integra música, danza, teatro y video instalaciones y aborda el límite entre lo cotidiano y lo poético en la vida urbana.