Metonimia: Cristina Iglesias en el Reina Sofía

0
7

Una de las artistas españolas más destacadas del panorama contemporáneo y una retrospectiva de su obra que indaga relaciones espaciales y objetuales inquietando la percepción de los espectadores.

- Publicidad -

Cristina Iglesias Fernández Berrido (San Sebastián, 1956), tiene su retrospectiva ofrecida por el Museo Reina Sofía de Madrid, donde se exhiben unas cincuenta piezas, entre objetos, instalaciones, esculturas y serigrafías, incluyendo un video que oficia de visita guiada por sus propuestas en espacios públicos, Guided Tours.

Esta artista comienza su labor en la década del 80, y afirma su lugar central desde 1986 cuando es elegida para representar a España en la XLII Bienal de Venecia, hecho que se repetiría en 1993. En 1997 tiene su exposición individual en el Guggenheim de Nueva York, ocupando un espacio de relevancia internacional que se mantiene hasta hoy día.

Las instalaciones de Iglesias proponen una experimentación particular de la relación arquitectura, percepción, naturaleza. La elección de los  materiales le ha permitido una gran amplitud experimental, desde el agua y el follaje hasta el hierro y el cemento, el alabastro y las resinas, la seda, los metales, las telas y los vidrios, combinados con técnicas de escultura en relieve, técnicas de grabado y construcciones.

Sus corredores suspendidos permiten un juego de apropiaciones y diálogos que van desde lo obvio de la arquitectura mudéjar hasta las propuestas de site specific de herencia minimal y land art. En la problematización del espacio en relación con el monumento como creador de significancias es donde abreva esta retrospectiva, que justamente recoge el desafío conceptual al llamarse Metonimia, aludiendo a los traspasos de sentido y a la impronta poética como preocupación de Iglesias.