“Silent city” de Threes Anna en Pantalla Pinamar

0
9

Una película sobre la incomunicación, que tiene similitudes con Lost in translation (una chica se encuentra sola e incapaz de expresarse en Tokio), pero con una metáfora acerca del hombre y los peces. 

- Publicidad -

Rosa llega a Tokio para encontrar el secreto que posee el Maestro Kon, el mejor chef de pescados de todo Japón. Sin embargo su imposibilidad de establecer un diálogo con cualquier persona la lleva cada vez más a sentirse identificada con los peces.

En la Conferencia de Prensa de Pantalla Pinamar la directora Threes Anna relató como mucho de lo que pasa en el film se basa en rasgos autobiográficos, puesto que ella de joven trabajó limpiando pescados en el puerto, y luego participó durante una año en una compañía de teatro japonesa, en donde nadie del elenco hablaba inglés. Sin embargo el problema de la incomunicación es algo universal.

El ensimismamiento que sufre el personaje al no poder establecer un conexión con el mundo que la rodea, se ve reflejado en los espacios claustrofóbicos que habita. Si bien Tokio es una ciudad muy grande, Anna comentó que en Japón hay una concepción muy marcada del adentro y del afuera. Por fuera todo es bello, luminoso, zen, espacioso. Pero los interiores son oscuros, sucios,  de plástico y alumnio, y extremadamente pequeños. En este sentido, el público japonés le expresó que no había realizado la visión típica que el extranjero tiene de la ciudad, sino que logró captar una experiencia real. En este sentido, hay una metáfora que circula a largo de todo el film de Rosa transformándose en un pez y Tokio como una gran pecera que la encierra y la contiene.