Villegas

0
12

Toda una sorpresa esta ópera prima de Gonzalo Tobal. Formó parte de la seleccion del Festival de Cannes el año pasado.

Perdidos en los sueños

En los primeros segundos del film, toda la pantalla aparece ocupada por un partido de fútbol, el deporte más masivo del mundo. De los once jugadores, sólo el arquero es el portero del arco, el único que puede tomar la pelota con la mano. También está lo que se mueve detrás del fútbol, saber, poder, inteligencia, reglas – la lógica del deber ser- pero sobre todas las cosas: la pasión.

De alguna manera esta imagen inicial -que se ve interrumpida por una llamada telefónica- nos muestra que uno de los protagonistas acaba de escuchar algo que inmediatamente percibimos como una mala noticia: su primo le comunica que ha muerto el abuelo de ambos.

Esto que comienza como una “road movie” de Buenos Aires a General Villegas será un encuentro entre dos hombres de 30 años que poseen dos formas antagónicas de percibir el mundo y por lo tanto de moverse en él de acuerdo a su propias reglas.

Uno es una especie de yuppie, que da cuenta por su discurso, que posee una vida armada, -lo que se supone suelen esperar algunos padres- trabajo fijo, casa, auto, y una novia con la que espera casarse. El otro, un músico bohemio e impulsivo, que pasa de una banda a otra  y que se mueve a todas partes con su guitarra, como su compañera de ruta, lo cual le aporta por momentos una dosis extra de ternura, sobre todo si pensamos el carácter del viaje.

Durante el trayecto comparten recuerdos, anécdotas, en las que a veces no coinciden y en el camino terminan durmiendo en la ruta. Las tensiones se profundizan, a la vez que surgen inevitablemente experiencias de vida que le producen a ambos intensas reflexiones sobre su existencia, las cuales ahondaran en su pueblo natal, lo cual no garantiza modificaciones.

Dos grandes actuaciones, sólo tres días, un velorio, un entierro y la familia de ambos.  Villegas es también otro personaje, – no solo un punto de inflexión existencial-  sino que su director se ocupa de mostrarnos esa otra realidad, que es parte del campo argentino, sus necesidades y sus logros. Pero todo esto aparece en función de la recuperación de la intimidad de estos primos, aunque se hable tambien que el General Villegas fue el último exterminador de la campaña de Roca.

Es posible que la escena de ambos saltando y cantando – una canción compuesta por Esteban Vigliardi- en el silo de maíz configure un resumen sobrio y tierno de ese reencuentro desde una pasión compartida como es la música.

Un muy buen film con una sutil pero siempre presente sensibilidad, primer largo del cortometrajista Gonzalo Tobal. Dos actores que vienen empujando con mucha fuerza en la cinematografía argentina como son Esteban Bigliardi (Un mundo misterioso, 2011) y Esteban Lamothe (El estudiante, 2011. Entre todos los rubros sobresalen la fotografía de Lucas Gainor y la excelente música de Nacho Rodriguez Baiguera.

Dos personalidades opuestas, la lógica del deber ser y la pasión a toda costa. Un clima más que logrado en este breve e intenso regreso al pasado, que nos deja pensando en la imprevisible incertidumbre del futuro que cada uno de ellos tiene, como portero del arco de su vida.

Sobre presentaciones y Premios obtenidos:

BAFICI – Competencia Nacional – Argentina – Premio ACCA – Mención FEISAL

Festival de Cannes – Selección Oficial – Francia

Filmfest Munich- Spotlight – Alemania

Cine del Mar Film Festival – Selección Oficial – Uruguay – Premio Mejor Película

Haifa IFF- Selección Oficial – Israel

BFI London FF – Sección Love – UK

Warsaw IFF – Sección Discoveries – Polonia

Sao Paulo IFF – Competencia New Filmmakers – Brasil

Viennale IFF – Selección Oficial – Austria

Thessaloniki IFF – Sección Open Horizons – Grecia

Cali IFF – Selección Oficial – Colombia

Gijón IFF – Competencia Rellumes – España

Goa IFF – Cinema of the World – India

La Havana IFF – Competencia Operas Primas – Cuba

Sobre su Director:

Gonzalo Tobal nació en Argentina en 1981. Escribió y dirigió los cortometrajes Cerrar la Tapa, Álbum Familiar en cuatro entregas, Ahora todos parecen contentos y Cynthia tiene las llaves, con los que participó en gran cantidad de festivales nacionales e internacionales. Con Ahora todos parecen contentos obtuvo el Primer Premio de la Cinéfondation del Festival de Cannes 2007. Cynthia todavía tiene las llaves se presentó en la Semana de la Crítica de Cannes 2010.

Su primer largometraje, Villegas, se estrenó en la Selección Oficial del Festival de Cannes 2012.