Festival Temporada Alta: Insomni en Timbre 4

0
9

Gran acierto de la sala Timbre 4 haber programado esta semana catalana en Buenos Aires, en el marco de la cual se ha presentado esta obra hasta el día de ayer.

- Publicidad -

Un hombre, un manipulador  técnica y literalmente hablando, y sus objetos: un plato, una cuchara, una botella. A partir de allí las posibilidades, las variantes en cuanto a tensión, intensidad, ritmo, velocidad, actuación y espesor dramático, se multiplican. La banda sonora y la iluminación amplían, magnifican y completan a su manera, cada gesto y acción por mínima que sea. Las imágenes en video establecen un interesantísimo contrapunto en relación a lo que sucede con ese cuerpo vivo, presente en la escena. Es maravilloso contemplar los movimientos del actor, Xavier Bobés, de espaldas a público, maniobrando  con suma pericia sus objetos, por un lado, y las imágenes resultantes en la pared que funciona a modo de pantalla, por el otro, que generan otro tipo de percepción de esos mismos elementos: una suerte de realidad aumentada, en macro, de los objetos cotidianos con los que interactuamos todos los días, pero de los que no entrevemos las múltiples poéticas que los conforman. “Insomni” es una obra extraordinaria por los climas, las texturas y las atmósferas que proponen a partir de la puesta en escena de este magnífico artista en interacción con sus objetos.

Esta obra logra el milagro de generar la ilusión, tan o más real que la propia materialidad de la escena, de que los objetos cobren vida.  Así el carácter figurativo y tangible inherente a la actividad teatral, que puede en muchos casos tornarse muy limitante en cuanto a las posibilidades de expresión poética,  asume aquí una impronta fuertemente abstracta. El mundo ficcional construido es enorme, potente y multívoco. Diversas opciones narrativas acompañan la sensación de magia y de asombro que recorren al espectador, en el viaje sin red que supone esta obra intensamente lúdica de la Compañía PLAYGROUND.

Es realmente un gran acierto de la sala Timbre 4 haber programado esta semana catalana en Buenos Aires, en el marco de la cual se ha presentado esta obra hasta el día de ayer. Un esfuerzo sostenido del equipo comandado por Claudio Tolcachir que esperamos siga repitiéndose en el futuro, no sólo para continuar enriqueciendo la calidad de la cartelera teatral porteña, sino también para posibilitar que los espectadores y los creadores locales tengan acceso a espectáculos de alta gama como éste.