Bienal de Montevideo: Los olores de la guerra

0
17

Una instalación pequeña a un costado de la Bienal  de Montevideo en el Banco de la Republica en la Bienal de Montevideo que transcurre por estos dias nos trae los olores de la historia de Cuba, a través de una obra conceptual de Reynier Leyva Novo.

Aprovechando los escritorios para que el público del Banco apoye en ellos sus papeles, para completar alguna firma o llenar formularios, tres pequeños frascos de perfume se ubican en la base de mármol, en cada uno de los ángulos encerrados por vidrios.

Los tres frascos cuentan con su etiqueta en donde se inscribe la marca de un hecho histórico: tres combates durante las luchas de la Independencia Cubana en el siglo XIX asociados cada uno a un nombre y apellido: Antonio Maceo, jefe militar muerto  en manos de las tropas españolas, de modo heroico de acuerdo a los relatos, en el  Combate de San Pedro 7 de diciembre 1896, es uno de los episodios centrales de la historia de aquel pais.

El segundo corresponde al poeta, maestro y revolucionario cubano José Martí caído en el Combate de Dos Rios, el 19 de mayo de 1895, lugar donde hoy se levanta un monumento y al que una vez al año se rememora su gesta.

El tercero, Ignacio Agramonte, muere también en la lucha independentista: el Combate de Jimaguayú, 17 de mayo 1873, tras tres años y medio de carrera militar. Denominado “El mayor” es uno de los héroes glorificados por la historia cubana.

Tomando en cuenta estos tres episodios cruzados con las gestas revolucionarias, Reynier Leyva Novo apela a la memoria de los escenarios de estas batallas desde el aspecto sensorial: todos ellos cayeron sobre la hierba, todos ellos dejaron su marca en la tierra. La leyenda de Martí incluye un gesto de la esposa del prefecto del lugar, quien se dice va corriendo al sitio donde está el cadáver  toma una botella, le echa tierra con sangre del poeta y la oculta bajo tierra.

Los olores de aquellas historias son devueltos al presente a través de la elaboración de perfumes a partir de la combinación de esencias extraídas de de las hierbas, el fango, hojas de palmas, agua de lluvia y de ríos de cada uno de los terrenos donde se desarrollaron las batallas.

Lo plástico queda de lado para poner en primer lugar a lo conceptual, basado en lo épico por un parte y lo ético por otra: son efectivamente estas esencias realmente hechas del material que dicen? El artista es un transformador también de estas preguntas morales del espectador. Y en ese sentido, el resultado es absolutamente fascinante.

Durante la inauguración de la Bienal se regalaron además algunos frascos. Pensar en el uso posible de estos perfumes no hace más que agregar sentido a la propuesta de Leyva Novo.

Reynier Leyva Novo es uno de los artistas más activos de la escena cubana contemporánea, preocupado por retomar estos significados de la historia de su pais, el himno nacional, el motivo de la flor nacional cubana utilizada por las mujeres independentistas mariposa o el libro Revolucion Una y mil veces. 

Recomiendo la web para husmear un poco en su obra: reynierleyvanova.com