Mar del Plata 2012: Sightseers

1
6

El tercer films del director inglés Ben Wheatley, una comedia de humor negro que gusta al público del festival y que recomendamos ampliamente.

 

Ben Wheatley es un director de cine inglès, dedicado tambièn a la televisiòn, que en sus dos películas anteriores transita el cine de género, dentro del terror, y así fue conocido en este mismo festival de Mar del Plata el año pasado, cuando presentó Kill List. Amén de ello, Wheatley ha alcanzado notoriedad como productor de piezas virales para internet: su video clip “cunning stunt” fue visto más de diez millones de veces, y sus anuncios han incluso ganado un león en Cannes.

En esta ocasión nos ofrece una suerte de comedia negra, donde los protagonistas son una pareja cuarentona que decide vivir una semana de amor en la apacible campiña inglesa, realizando un tour por los lugares entrañables que el protagonista, Chris, quiere enseñarle a su novia, Tina. Para ello prevèn comenzar en el Museo del Tren en Crich y concluir en el viaducto de Ribblehead. Las escenas previas al momento del viaje presentan  un personaje fundamental que sobrevolará toda la película: la madre de Tina.

En es en ese journey donde la road movie se vuelve planificada, y va cumpliendo ritos organizados, pero a los que suma otros ritos que se salen de toda norma social, ritos que debe ocutlarse, pero que, oh maravilla, encajan perfectamente en el desarrollo de sus vidas.

Escrita por la pareja protagonista, Alice Lowe y Steve Oram, que además realizan un trabajo actoral muy interesante, Sightseers destaca por su humor, su factura tècnica, un ritmo perfecto y cierta dosis de acidez a la hora de mirar a la generación media inglesa, sus sueños y frustraciones, y a su vez la relación particular con su paisaje donde no faltan alusiones a conflictos entre escoceses e ingleses, ironías hacia los pelirrojos y una mirada especial al mundo, un tanto descerebrante, de los propietarios de mascotas,

Es una película recomendable, que se inscribe muy bien en la lìnea de la comedia negra, y puede permitirse guiños a sus filmografías más destacadas, como la de Alex de la Iglesia, Pero su final, quizàs, sea lo que le permite imprimir una vuelta de tuerca dentro del género y plantearle más complejidad al personaje de Alice Lowe, a la vez que nos deja pensando què es un final feliz. El de Sightseers, ¿lo es?.