Mar del Plata 2012: Folklore en el Podestá

1
8

Cuando el Folklore se hizo cine.

En lo formal esta película podría ser solo el registro audivisual de un concierto íntimo y actual del Folklore argentino realizado en el Teatro Coliseo Podestá durante 3 meses en 2011, pero es mucho  más que eso si se está dispuesto a dejarse llevar por una canción como una barca por el río.

En una tarde lluviosa de festival, el gusto por la pantalla se renueva vigoroso. Y la música aparece allí para recordarnos ese dialogo estrecho, persistente entre música y cine.

En un ejercicio cinematográfico que recuerda a la película de Scorsese “Shine a Light”, cuando filma a los Rolling Stones  en el Beacon Teather de New York, así el Coliseo Podestá se transforma en un protagonista que recibe como un buen anfitrión a sus invitados. En ocasiones la cámara se mueve de tal manera que hasta pareciese que el teatro abrazara a los músicos.

Un teatro platense para recibir a un elenco diverso de cantores populares. Con planos cortos y cuidados, y versiones hermosas de grandes canciones de nuestra música, la película acierta en la elección del repertorio y de los intérpretes. Cuando los protagonistas- cantores hablan, no es sólo una entrevista sobre lo que se ha  hecho sino una continuidad en la palabra de lo que han realizado en el escenario y en la pantalla.

Es esperanzador para el cine y para nuestra música encontrarse con una película que refleje de manera tan cuidada las influencias urbanas de la música folklórica.  Porque en el fondo “Folklore en el Coliseo Podestá” es una declaración de principios musicales sobre el folklore argentino, una toma de posición estética sobre las tensiones que nuestra música popular presenta y que son también las generadoras de su crecimiento.

Una película nueva para el folklore que tiene esa extraña esencia de ser viejo y joven a la vez. Pero siempre bello y nuestro.

 

  • Eduardo Antunez

    Es muy dificil agregar algo, cuando una persona, con maestria, ya lo dice todo, solo podemos dejarnos llevar por ese camino y sorprendernos con las vivencias que propone.