De Bolivia con amor

8
9

Un diálogo escuchado en un subte de Buenos Aires y los bolivianos como sujetos del racismo extremo de los porteños.

El otro día escuché en el subte un fragmento de un diálogo entre una señora de unos 60 años y otra de 35, aproximadamente. La señora mayor le decía a la menor: – Porque lo que pasa es que hay que echar a todos los bolivianos y también a los paraguayos, a los peruanos y también a los colombianos. – Son todos indocumentados. Agregó. La otra mujer asentía con la cabeza. – Espero que no haya aquí ningún extranjero, ya que no quiero ofender a nadie. Vale aclarar que el subterráneo estaba lleno. El diálogo continuó con un rosario de prejuicios y lugares comunes, en donde reinaba la necedad hasta tal punto, que a veces las propias protagonistas se sonrojaban de su exabrupto. Es increíble cómo la gente puede desinhibirse hasta ocultar la vergüenza sin beber una gota de alcohol.

Los bolvianos son los sujetos del racismo del medio pelo porteño. La clase media, definida en sus aspectos culturales y no económicos, odia a los bolvianos y los considera como el origen de todos los males. Cuando se indaga en las razones, la gente recita de memoria una letanía de adjetivos descalificadores a los que suele agregar algún hecho, generalmente vivido por un tercero, en donde el causante del daño es un boliviano.

Para que esto funcione hay una necesidad de abstraer, de mirar a los bolivianos como una unidad indiferenciada. Dentro de la categoría no entra, por supuesto, aquel boliviano que nos hizo aquella gauchada Se recurre siempre a la excepción, que en otra burrada del sentido común, asume que de esa forma se confirma la regla. Cuando la Lógica indica que la excepción destruye a la regla, es decir que existe una imposibilidad en la inducción. En este caso la regla indica que todos los bolivianos son dañinos pero cae por su propio peso ante la evidencia de que al menos existe uno que no lo sea. Las afirmaciones valorativas y categóricas sobre una cultura no tienen ningún sustento ni real ni lógico.

El racismo no es sólo biológico sino que también puede ser cultural. En los trabajos de Teun Van Dijk (http://es.wikipedia.org/wiki/Teun_van_Dijk ) se observan las marcas y los signos de este gran rasgo de la necedad humana en los medios de comunicación de masas, que lo practican sin demasiadas sutilezas. El racismo, como problema, es uno de los grandes ausentes en la educación desde los primeros años. Claro, si uno considera el racismo explícito de aquellos que fundaron la educación pública enla Argentina, se disipan las dudas. El racismo es el hijo dilecto de la ignorancia. Nunca mejor dicho, su mano derecha. En el capitalismo el racismo adquiere también una ventaja económica, se le paga menos a quienes no se considera iguales. No sólo lo saben las minorías, sino, primordialmente las mujeres, que, por cierto, son mayoría en el mundo. Con una leve ventaja, pero mayoría al fin.

¿Sabrá el medio pelo racista que la mayor parte de su consumo de verduras y frutas son producidas por familias de origen boliviano? Cuán ignorante es el racismo que deja en manos del grupo aborrecido nada menos que la producción de su propia comida. ¿Sabrán que en lo que hoy es Bolivia, hace 8000 años, florecieron algunas de las culturas más importantes de la historia de la humanidad? Y que entre sus logros y legados hay muchos alimentos, tales como las papas, los maníes, o los tomates, además de  muchos más cuyo origen es simultáneo con otras regiones de América, como el maíz o los ajíes (chiles), sólo por mencionar unos pocos de consumo cotidiano. ¿Se darán cuenta que esas culturas convirtieron el árido desierto andino en un jardín de las delicias?  Qué torpe es el racismo que no se percata de nada e ignora los rasgos del posible orgullo y los ahoga en un cementerio de ignorancia.

Pocos saben y en la escuela no se enseña, que el presidente dela Primera Junta de Gobierno en 1810, Cornelio Saavedra, nació en la región del Potosí, en lo que hoy es Bolivia. Tampoco nos dicen que un año antes, en 1809, se produjo la Revolución de Chuquisaca, en lo que hoy es Sucre y que ello fue uno de los antecedentes más importantes para la Revolución en el Río de la Plata de un año después.

Nuestro destino está atado al de Latinoamérica. Pese a Sarmiento o a Bartolomé Mitre, quienes quisieron hacernos creer que éramos un pedazo de la europa ultramarina, la realidad de estos 200 años de historia muestra nuestra sincronía latinoamericana en todos los aspectos, desde los materiales hasta los simbólicos.

La diversidad cultural es el resguardo que tiene la humanidad para no caer en un callejón sin salida. Las culturas se enriquecen cuando se mezclan, cuando sus rasgos se comparten. Frente a la homogeneidad que propone el capitalismo, donde todo debe ser masificado y por lo tanto se diluyen las particularidades, es necesario apelar al arcón de los rasgos culturales propios. Allí ocupa un lugar muy importante la milenaria cultura altiplánica, uno de los orgullos de nuestra Patria Grande.

  • Luciana

    Muy buen análisis Diego!! Cuanto me duele que el medio pelo porteño aún siga manifestandose así impunemente! Me acuerdo de un chico de la comunidad takana que conocí en la selva boliviana, le pregunté: ¿Te gustó Argentina? El me respondió: “Llegué a Buenos Aires y me quise ir inmediatamente, son muy racistas los porteños, te lo hacen saber hasta con la mirada”

  • Marcelo Bonamino

    Creo que se confunde racismo con xenofobia. Y creo que el argentino, no el medio pelo porteño (ahi tenemos un rasgo separatista en tu discurso), todo el argentino, y el extranjero tambien, tiene la tendencia a separarse en grupos ppalmente economico, sociales, culturales y regligiosos, no en razas, en general para la autopreservacion y la contencion. Pero como todo miedo u hostilidad, es justamente hacia lo que no se conoce. Estos grupos que se cierran no permiten el conocimiento pleno de la persona, por lo que el miedo y la hostilidad es mutua, es un juego de ida y vuelta. Solo mediante la apertura y el conocimiento se logra la integracion y por consiguiente la perdida de ese sentimiento de bronca y hostilidad. El problema es quien da el primer paso. Y Diego, no volquemos en un discurso en contra de la xenofobia epitetos separatista, porque de esta manera pierde credibilidad tu objetividad en el estudio.

    • ea

      mmm, te parece igualar así la víctima con el victimario? es una cuestión mutua? mmm.
      La clase dominante es la blanca, la oprimida es la indígena, son 500 años de sometimiento. El ex presidente de Bolivia hablaba mejor en inglés que en español. Hay que cambiar eso, con respeto por lo diferente, con integración. Decís que se cierran… vos irías a comer a un restaurante boliviano si te invitan? te vas de vacaciones a Uyuni, a Cochabamba, a Coroico o a La Paz para conocer su cultura? quién es el hostil?

      • Marcelo Bonamino

        Estimado Sr. que no me conoce…. yo he ido a comer a restaurantes bolivianos, ecuatorianos y peruanos (ya que como no me conoce y no sabe con quien habla, le informo que mi esposa es ecuatoriana). Yo solo me estaba refiriendo al articulo, no a la forma de vivir mia o suya. Y si lee bien lo que escribi, no estoy siendo hostil, sino estoy dando mi opinion de la vision que tengo de como se desenvuelven las relaciones entre argentinos y extranjeros. Y para informarle un poco mas, estoy muy conciente de la problematica de los pueblos originarios, andinos y oprimidos como usted dice. Discutamos sobre el articulo y no sobre lo que haria o dejaria de hacer yo, que esa fue la intencion de mi comentario.

        • ea

          estimado, solo lo conozco a través de lo que escribe, como suele pasar en internet. eso no me inhabilita a opinar sobre sus comentarios, ni tampoco me cambia saber la nacionalidad de su esposa. simplemente marqué que su comentario iguala, de manera erronea para mí, las dos partes del conflicto. claramente es una parte y no la otra la que debe cambiar la actitud. no creo que deba tomar las opiniones a título personal, creo que es obvio a qué me refiero en mi opinión sobre la opresión o la cultura predominante, no es para que salga a defenderse como si usted fuera el culpable o necesitara defenderse mostrando sus credenciales. simplemente eso, creo que si en lugar de ofenderse lee el comentario sin hacerse cargo de todo, tal vez hasta podamos coincidir en el análisis.

  • Diego

    Marcelo, ojo que dependiendo de la posición teórica, el racismo no es sólo por características biológicas, sino que puede ser por características culturales, que es el planteo de Van Dijk. Desde lo más utilizado en la antropología, el fenómeno descripto está más cerca del etnocentrismo en todo caso, que de la xenofobia, sobre todo porque los europeos, los brasileños o los uruguayos no traen aparejada la misma carga negativa. Es cierto que los grupos tienden siempre a pensar que ellos son el centro del mundo. Pero me parece que el problema principal es que en la educación primaria no se enseña sobre discriminación y eso es claramente un signo del racismo explícito de quienes fundaron la educación pública. Basta leer a Sarmiento para percibirlo. Si saltó algo separatista no fue la intención sino todo lo contrario, de hecho termino hablando de la Patria Grande que no es otra cosa que Latinoamérica. También tenés razón en que el problema de la discriminación no es únicamente de la clase media, sino que está presente en todas las clases sociales. Pero la anécdota que disparó el artículo era típica de la clase media (otras clases tienen otras forma de expresar su discriminación) y como yo soy de algún modo partícipe de esa misma clase me tomo el atrevimiento de marcarle su equivocación. Lindo debate!

    • Marcelo Bonamino

      Interesantisimo Van Dijk sobre el racismo, el poder y el analisis que realiza… Valga la aclaracion de tu experiencia personal y queda clarisimo que no hay mala intencion en el comentario…. solo que a veces creo que el investigador debe abstraerse del objeto del estudio, pero no estamos hablando de Fisica o Matermaticas, en las ciencias sociales debe ser muy dificil abstraerse totalmente, y hasta contraproducente con lo que el investigador desea comunicar. Pero amen de esto, me hiciste descubrir un nuevo autor, y a pesar de lo poco academico de mi exposicion, veo que mi vision de esta problematica no esta tan desacertada. Gracias por el espacio de debate que me diste y por compartir con nosotros tu experiencia, tu analisis y tu vision, y por regalarme un autor mas para leer.

  • Sisi

    Excelente!!!!!!!!!!!!!!!