El alma de la música

1
11

Comparten una pasión: la música sacra antigua. Interpretan esta música recreando su contexto original y consiguen cautivar a su público con la belleza de obras poco difundidas. Ellos son el Conjvnto Mvsica Prohibita, un coro atípico y solo de hombres.

Muchos pueden buscar la propia voz toda la vida. Ellos parecen haberla encontrado. Mejor dicho, muchas voces se encontraron para confluir en una y formar así un único y armonioso sonido. Basta con unos minutos de escucharlos para cambiar por completo el estado de ánimo de la audiencia y transportarla a otra época. Se llaman Conjvnto Mvsica Prohibita (CMP) y son un grupo exclusivamente masculino. Interpretan obras del barroco y del renacimiento.

Resulta impresionante verlos entrar en las iglesias para dar sus conciertos, vestidos con túnicas y capuchas como si fueran a realizar algún oscuro ritual. Pero cuando se quitan las capuchas, se pueden ver sus caras y comienzan a cantar, el público sabe que están allí para otra cosa. Las obras que cantan vienen de épocas lejanas, de un mundo diferente y, si no fuera por ellos, quizás caerían en el olvido. Es por eso que Pablo Banchi, el director de CMP,  decidió allá por 2004 crear este grupo: para rescatar un patrimonio cultural que, según comenta, es de todos, pero que hasta aquel momento no era posible escuchar en el país. Banchi es licenciado en dirección coral y docente; cuenta con una vasta experiencia en coros, además de una formación humanística y cristiana. Su trabajo no es sencillo. Como dice, abordar el repertorio de música sacra del renacimiento y del barroco requiere de un trabajo de arqueología musical, indispensable para poder comprender y reproducir aquel contexto natural en que esta música fue gestada.

CMP sigue la tradición de coros masculinos. Esta es más común en Europa, pero no lo es tanto en nuestro país. Las obras cantadas por ellos fueron escritas para coros solo integrados por hombres, ya que antiguamente, en la liturgia católica, las mujeres no cantaban. Y hoy es difícil que estos repertorios sean interpretados en sus condiciones originales. Por ejemplo, en la actualidad, muchas veces las mujeres cumplen las partes de las voces masculinas agudas. Para sostener este concepto de fidelidad a las formas originales, las obras que ejecuta CMP son acompañadas por instrumentos de época como la viola da gamba o el archilaúd. Entre los programas que han presentado, se incluyen obras de Tomás Luys de Victoria, “Maestros de la Polifonía Sacra en Italia”, “Los Maestros de Venecia, de Willaert a Monteverdi” y “Palestrina y la Escuela Romana”. También interpretaron piezas que, en el país, ellos fueron los primeros en ejecutar. Aunque, al mismo tiempo, han ampliado su repertorio con piezas más actuales de música sacra.

El nombre Mvsica Prohibita nace de la prohibición, a cargo de la Contrarreforma y, en especial, del Concilio de Trento (1545-1563) de algunas de las piezas que interpreta el conjunto. Al tratarse de música polifónica e incluir una superposición de líneas melódicas, el texto era poco comprensible y esto no agradaba a las autoridades eclesiásticas de la época, para quienes resultaba esencial que este fuera inteligible.

Si bien esta música fue concebida para la liturgia y por lo tanto, se tocaba en las misas,  en la actualidad, según el director de CMP, estas obras se interpretan para que puedan ser apreciadas por gente de todas las religiones. “El público viene a escuchar lo bello, lo que le gusta. Hay gente de todos los credos y gente que no cree en absolutamente nada y eso es lo importante, porque la experiencia universal del arte es lo que une y convoca”, recalca. Incluso, muchos de los integrantes de este coro no profesan la fe católica; su única religión consiste en juntarse todos los sábados a ensayar en el Club Oeste, de Caballito.

Para Banchi, esta música está ligada a lo religioso, y a una dimensión espiritual más amplia que trasciende las religiones. “La música sacra lleva al hombre a un ámbito de espiritualidad en el sentido amplio, no en el religioso, en el del hombre como ser espiritual, como ser afectivo, que puede apreciar lo estético”, afirma. Banchi sostiene que el arte tiene una faceta metafísica muy fuerte. “El contacto con este repertorio hace tomar conciencia de la grandeza del hombre, de su potencial creativo”, enfatiza.

Rolando Budini, quien fue asistente de dirección de CMP hasta 2011 y durante cinco años, destaca que la música sacra se conecta con su propia búsqueda de lo trascendente. Budini es compositor, licenciado en dirección coral y docente. Él, que fue muy religioso en el pasado, pero dejó de serlo, dice que aún le interesa “conocer la búsqueda del hombre por alcanzar lo sublime, lo infinito, a través de medios finitos”. Y añade que “a lo largo de la historia, en esta búsqueda de lo sublime, se ha logrado mucha belleza”. Su conexión con la música sacra hoy pasa por compartir con ella sus planteamientos, como las preguntas existenciales acerca del origen y sentido de la vida.

Para Ignacio Diorio, de 28 años, estudiante de psicología, analista en RRHH e integrante de CMP, uno de los factores decisivos a la hora de sumarse al coro fue la posibilidad de construir algo en conjunto. “El trabajo coral es muy particular; en él, la individualidad debe borrarse para darle lugar a lo grupal. De otro modo, un coro es solo un agregado de gente. Lograr que cada cuerda suene como una y que el coro tenga una identidad sonora per se, más allá de los integrantes, es algo mágico que a mí siempre me maravilla”. Y es el resultado de esa suma de voces, que suenan armónicamente,  lo que maravilla también al público y hace que se acerque a escucharlos para disfrutar de una experiencia tan singular como universal.

Su próximo concierto será el domingo 11 de noviembre a las 17.30 h en la Cripta del Santísimo Sacramento, San Martín 1039, Ciudad de Buenos Aires.

Para escuchar algunas de las obras que interpretan:

http://www.youtube.com/user/MvsicaProhibita?ob=0&feature=results_main

Para saber más acerca de CMP y de sus conciertos:

http://www.musicaprohibita.com.ar/Principal.htm

 

  • neko

    Soy integrante de este grupo y estoy muy orgulloso de leer la nota, porque siento que nos representa de manera fiel y da a conocer nuestro trabajo. Un trabajo arduo y sacrificado que se nutre de la asistencia del público y de sus comentarios.

    Les dejamos nuestra página de Facebook, por si quieren hacerse fans y estar al tanto de nuestra actividad y nuestros conciertos. Los esperamos el 11/11. Gracias!