Un día provechoso en Frankfurt

0
8

Una fugaz estadía de este cronista en la ciudad de Frankfurt, paso obligado para tomar el avión con destino directo a Buenos Aires, rindió sus frutos como resultado de una confluencia de eventos.

La ciudad a orillas del Main tuvo el viernes 12 de octubre su entrega anual de premios cinematográficos a las producciones de Hesse, estado al cual la ciudad pertenece. Como mejor largometraje competía, la aún no estrenada en Alemania (fecha probable el 1 de noviembre), “El amigo alemán”. Jeanine Meerapfel, su realizadora, nos posibilitó estar en la sala de la vieja Opera  de Frankfurt, donde se entregaban los premios.

Allí se dieron cita numerosas personalidades del cine alemán tanto en calidad de contendientes como de presentadores. Lamentablemente el premio al mejor largo de ficción no recayó en nuestra coproducción con Alemania, ya estrenada en Argentina el 4 de octubre pasado. La ganadora fue “Lore”, otra coproducción alemana, dirigida por la neocelandesa Cate Shortland.

Entre los que entregaron premios se lo vio al calificado director Andreas Dresen (“Nunca es tarde para amar”, “Whisky con soda”), a la actriz Heike Makatsch, muy popular en Alemania, al actor David Kross (“El lector”), mientras que el realizador Stephen Daldry recibió un reconocimiento  por la filmación de varias obras literarias (“Billy Elliot”, “Las horas”, “El lector”, “Tan fuerte y tan cerca”).

El momento más importante de la ceremonia fue el cierre con el premio especial entregado a la actriz Hannelore Elsner, gran celebridad del cine alemán, aunque menos conocida en nuestro país. Con más de cincuenta años en films muchos la recordarán por su notable interpretación en “Flores de cerezo” (“Hanami”) de Doris Dorrie. Nacida en Munich, hizo algún chiste sobre los progresos de la ciudad de Frankfurt que afirmó todavía no igualan a los de Baviera, su estado natal.

La presentación a cargo del actor de origen turco Adnan Maral (“Turkisch fur Anfanger”/”Turco para principiantes”)  fue impecable, mientras que la música estuvo a cargo del grupo Spardosen-Terzett, acompañado en dos oportunidades por la cantante alemano-iraní Jasmin Tabatabai, de potente voz.

Al día siguiente, otro evento superlativo iba a reservar otra sorpresa ligada al negocio del cine. Se trataba de la mayor Feria del Libro del mundo,la Frankfurter Buchmesse, que el año pasado tuvo ala Argentina como país homenajeado y este año a Nueva Zelanda.

Es difícil imaginar la enorme dimensión de esta Feria pero baste como ejemplo un simpático evento en que un diario local presentó un libro sobre la vida de un popular actor alemán, que además habla perfectamente en español, al haber nacido en Cataluña. Nos referimos a Daniel Bruhl, cuyo nombre completo es Daniel César Martín Bruhl González y que él se ocupó de enfatizar. El actor de “Goodbye Lenin” y “Gloriosos bastardos” habla perfectamente en español. Señaló su rechazo a una posible separación de Cataluña del resto de España.  Cuando este cronista le preguntó sobre la posibilidad de filmar en Argentina recordó que en algún momento se le ofreció el rol que luego asumió Ricardo Darín (a quien declaró conocer bien) en “Elefante blanco”.

Lo veremos próximamente en dos films: “Siete días en La Habana” y la agradable producción francesa: “¿Y si todos viviéramos juntos? (vista en el BAFICI) donde logra enamorar a una Jane Fonda que lo duplica en edad.