El caso Nadav: el teatro que indaga en el Found Footage

0
7

Se estrena El caso Nadav. Tomando prestado del cine el género Found footage, un grupo de directores de teatro presenta pequeñas piezas teatrales, resultado de sus investigaciones, en Ladran Sancho.

 

Jacotot, Ladran Sancho y el Club Cultural Matienzo se unen para realizar la primera edición del Festival de Investigación Teatral MUDANZAS. Tomando prestado del cine el género Found footage, un grupo de directores de teatro presenta pequeñas piezas teatrales, resultado de sus investigaciones.
Seis horas de teatro, charlas con especialistas y almuerzo incluido.

Aquí la palabra de una de las directoras participantes de la experiencia del Festival Mudanzas, Florencia Barrabino, que presenta su experiencia particular, El caso Nadav.

“El Found Footage es un género cinematográfico que rescata archivos visuales y sonoros olvidados, perdidos, muchas veces sin autor y los resignifica en el montaje, mediante la adulteración y la yuxtaposición de los elementos. El desafío en este trabajo fue traducir una técnica hasta ahora únicamente cinematográfica y hacer una interpretación teatral de la misma.
Nosotros nos propusimos un juego: generamos un procedimiento, donde cada una, por separado, tenía que buscar doce materiales: un video, una fotografía, un material sonoro, una comida, un objeto, un material gráfico, uno teatral, una tipografía, una canción, un cuadro, una textura y un clima. El concepto de búsqueda fue el no-concepto. La búsqueda gozaba de libre albedrío.
El gran día llegó y chocamos los materiales. De pronto, había uniones en esos 24 elementos que generaban mundo, historia. Así se fueron manifestando dos realidades: una calurosa, de pantano, carnívora, llena de mugre, y una de laboratorio, fría, metálica, antiséptica. Las separamos mediante una cortina transparente, y se creó El caso Nadav, una prueba de laboratorio que induce a un sujeto a revelar una fórmula matemática mediante estímulos carnívoros generados por los materiales “chocados”.
A falta de un mundo, teníamos dos, así que Juliana Corbelli, la guionista, puso manos a la obra para elaborar el guión del experimento, las voces científicas de Marla y Marcelo en el contexto de una seducción amorosa, las pruebas, las anécdotas de la carne. Trabajó con el concepto de antropofagia y cultura de Malroux para el personaje de Apolo desde el laboratorio y revisó todos los materiales de sus amigas. Antes de escribir, tomó una escena teatral pautada, así como frases y acciones prefijadas para la puesta que no podían faltar, y escribió en dos tirones el guión del laboratorio”.

 

El caso Nadav
Apolo es un sujeto de experimentación, un cautivo de la ciencia. No habla. Sólo ejecuta acciones específicas, al ser estimulado por la carne en todas sus variantes: La carne asada, recalentada, la carne de la voz. La matemática de la carne.
El caso es conducido por los científicos que están detrás de una “cortina”, Marla y Marcelo. Ambos refieren las directrices de su mentor, el gran Moshik Nadav. Marcelo intentará infructuosamente seducir a su colega, pero Marla sólo atiende los motivos del ausente Moshik, el portador del conocimiento de la totalidad del caso, quien se destaca por su ausencia.
El objetivo del experimento es que el sujeto revele una fórmula matemática. Pero cada paso que dan para que ello suceda, manifiesta una frustración. Luego de efectuar ciertas pruebas inconducentes, Marla entra en crisis y decide ser literal: trae de la carnicería una pata de vaca, y convierte así al sujeto en un hombre de las cavernas. ¿Surgirá algún pensamiento? ¿Qué detona el conocimiento originario? El sujeto camina, cruza al laboratorio. A veces, para dar con una verdad, sólo hay que variar el punto de vista.
Ficha técnica:
Puesta en escena: Florencia Barrabino
Guión: Juliana Corbelli
Colaboración Artística: Colectivo Mosca Blanca
Actúan: Vicky Cipriota, Martín Speroni y Guillermo Giusto.