Reflexiones sobre una premiación: Cuando la fiesta es verdadera.

2
7

No es para nada habitual encontrarse en ningún festival del mundo, en una sala de Prensa -en el momento de las premiaciones-, y a medida que se van escuchando los nombres de cada una de los films seleccionados sentir…, que se ha tenido un criterio y un equilibrio para su elección, que coincide con aquello que se intuía debía ser lo justo. Debo decir, que en esta 60ª edición San Sebastián que ha tenido una competencia con grandes propuestas lo ha conseguido casi milagrosamente, porque además la crítica en general ha coincidido, como ha coincidido su público, y esto es excepcional. Porque habla de una sensibilidad común y eso no es poco, sobre todo cuanta tanta dicotomía se inventa sobre las grandes producciones, las pequeñas, el cine de autor o el cine de las grandes masas.

Acá se ha valorado al cine, al cine como entretenimiento, y a la vez se ha hecho honor a lo de “séptimo arte”- al acto de crear-, y fundamentalmente también de ha tomado en cuenta al cine que emociona, que genera placer, porque aquello que no emociona al espectador: NO ES CINE.

Otorgar la concha de oro a Dans la Maison de François Ozon- lo mejor en distancia de su filmografía- es una prueba contundente de esto para comenzar por el principio, como lo es entregar un premio a su guión, y no olvidarse además de quien escribió la obra teatral en la cual se basó es casi perfecto- aunque su autor no haya trabajado en el mismo-, hay una historia detrás, y está el espíritu de la misma, que este ha logrado captar. Y que Fabrice Luchini como Kritin Scott Thomas y Emmanuelle Seiger han sabido interpretar.

Entregar el Premio Especial del jurado a Blancanieves de Pablo Berger era una obligación, como lo era elegir a Macarena García como mejor actriz. (ex aequo)

El resultado de esta creación es emocionante, y el hecho de elegir el blanco y negro, como la ausencia de voces puede resultar casi un llamado desesperado de ciertos cineastas de regresar a beber de las fuentes en un fuerte sentido metafórico. Porque tiene todo lo que una obra universal tiene que tener visualmente y da cuenta en lo particular no sólo de la fuerza que implica meterse en el mundo de los Hermanos Grimm, sino que es como un viaje al imaginario de las pasiones centenarias de los españoles: el flamenco y la tauromaquia. Todo esto contado con un sentido estético alucinante y con unas actrices que se las traen: Maribel Verdú, Angela Molina, Macarena García que brillan actoralmente en todo su esplendor.

El premio a la mejor actriz fue compartido con Katie Coseni, una de las protagonistas de Foxfire, un film de Laurent Cantet- que difiere mucho de su habitual filmografía- con muy buenas interpretaciones, donde cinco adolescentes norteamericanas de clase media baja, intentan crear una especie de logia -en una historia ambientada en los 50-, para imponer sus propias reglas a la sociedad. Creo que hubiese tenido más sentido dárselo a la madrasta de Blancanieves, Maribel Verdú, quien tuvo una actuación memorable.

Es comprensible y esta justificado el premio a mejor actor a José Sacristán por El muerto y ser feliz. Un film que se verá en la inauguración de nuestro querido Festival Internacional de Mar del Plata. En una interpretación que requiere de mucha entrega y valentía, que genera en el espectador emociones de diferente orden en esta tragicómica y negra road movie de 5000 kms por la Argentina profunda, que tiene algo de La Ciénaga o de La niña santa. Donde Sacristán lleva el peso de casi todo el relato, con un guión, que según como se lo mire puede tener sus fisuras. Típico premio pensado para Fipresci.

Del mismo modo que Días de pesca era intuible para SIGNIS, un pequeño y redondo gran film, donde el personaje interpretado por Awada esta hecho a su medida.

Que Trueba recibiese el premio al mejor director por El artista y la modelo era algo previsible, por varias razones. Dejando las obvias…, entre las cuales puede estar la trayectoria de su director y el peso de actores como Jean Rocheford. Contar esa relación no era fácil, como tampoco lo era captar la esencia que implica el proceso de la creación dentro de la misma.

El premio a la mejor fotografía es siempre de algún modo un premio consuelo, que podrían habérselo llevado parte de los anteriormente premiados, o Castellitto con la poco lograda Venuto al mondo, pero Bahman Ghobadi con su poema en imágenes, que es Rhino Sessions – un homenaje al poeta kurdo-iraní Sahel se lo merecía lejos, porque fue sin lugar a dudas la mejor propuesta en ese rubro, como lo fue The Attack de Ziad Doueiri, un excelente film que narra la historia de un cirujano palestino de origen israelí, que descubre que su mujer es la causante de un atentado donde mueren una decena de niños y comienza un viaje al interior de ese mundo, con la idea de poder entender lo incomprensible.

San Sebastián demostró que a veces es posible, que jurados, crítica y público puedan coincidir, lo cual no deja de ser casi un milagro, para otro milagro que es el Cine!!!!

  • abel posadas

    Qué tiene de “querido” el Festival Internacional de
    Mar del Plata?
    Un festival es para vender películas

    abel

    • Blanca María

      El Festival de Mar del Plata fue nuestro primer festival de Cine, creado por la ACCA, y es nuestro único festival Clase A declarado por la FIAP. Ha sido siempre un espacio de gozo para la gente que ama el cine, un acontecimiento para los marplatenses, que malos intedendentes no han sabido apoyar, y que ciertamente es un gran peso económico para el INCAA. Toda la gente involucrada con el cine directores, artistas, críticos, a la cual se suman los espectadores en primer lugar y los estudiantes guardan seguramente en su corazón algún recuerdo feliz del mismo, o muchos. El mercado del cine se llama VENTANA SUR, para eso fue creado. Pese a quien le pese, vaya a saber con que intereses…en el 2012 FELIZMENTE tendrá su 27 edición. Larga vida a un Festival, que ha dado tantas horas de gozo a tantísimas personas!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!