Hugo de Marziani

0
8

Hasta el 15 de octubre se pueden ver en Galería Palatina los trabajos de Hugo de Marziani realizados entre 2009 a 2012.

- Publicidad -

De Marziani se maneja con la línea mucho más que con el dibujo en sus pinturas.  En todas ellas hay una construcción planificada de rigor estricto, quizás austero que las acerca a las matemáticas, situación que se ve ratificada por la presencia de números dibujados en alguna de ellas..

Asimismo, la temática pareciera obsesiva ,ya que los nombres asignados a sus cuadros nos remiten al barrio de Retiro,  lugar adoptado para su vivienda y estudio.

Esta condición puede pasar desapercibida para algunos que desconozcan las características del barrio que aparece abigarrado en un enjambre de estilos arquitectónicos  neoclásicos , art-déco, modernismo y hasta anti-estilo para conformar un ambiente especial de un encanto particular que invita a desarrollar la imaginación un aspecto clave en todo artista..

Así, asomados a nuestras ventanas, podemos observar los cubos encimados del rascacielos Kavanagh, otrora el más alto de la ciudad, mezclado con el clásico y tradicional Plaza Hotel en el final de la calle Florida,  o la presencia  del edificio dela Dirección de Turismo, increíblemente hoy olvidado o el monumental palacio Paz, ahora sede del Círculo de Armas.

Estas condiciones nos permiten asociar las pinturas con la arquitectura, hay una relación natural con la proximidad del río que hacen que “Sol del Retiro” se convierta en una imagen de rara belleza con su disco de oro que semeja desplazarse de este a oeste en el nacimiento del día  y con líneas diversas que nos indican su trayectoria.

Pero también asistimos a la “Noche del Retiro”, donde el disco se muestra inclinado en su caída hacia la noche. en sus dos colores diferenciados.

Estas dos obras presentan diseños y  gradaciones de color inolvidables que resaltan la impresión del movimiento en las representaciones.

En otras de sus pinturas podemos advertir figuras truncadas como si se las hubiera querido suspender en su terminación u otorgarles una forma difusa respecto al resto de la obra. También encontramos otras, de recorridos intrincados y colorido dispar, que aparentan  ocultar  a otros con figuras geométricas como cubos en detonante verde  y tableros apoyados en los mismos de colores pálidos.  La combinación de estas figuras y sus colores resultan deslumbrantes y acentúan el carácter abstracto de las pinturas.

Recomendamos muy especialmente esta exposición como complemento de todo lo visto en este. año de privilegio en arte que estamos viviendo.