Kriwet en la Trigésima Bienal de San Pablo

0
16

Poeta visual que trabaja a partir del lenguaje broadcast y esquizo, demoledor y siempre presente de la cultura de masas en todas las formas de la publicidad.

- Publicidad -

In girum imus nocte et consumimur igni (Damos vueltas en la noche y somos consumidos por el fuego). Adivinanza/palíndromo romano, siglo I, nombre del film y el libro homónimos de Guy Debord.

Recorremos el laberíntico segundo piso de la Bienal de San Pablo, en esta trigésima edición, y nos invade un fondo dominado por cientos de íconos despojados, significantes voladores, saturados de color, donde quizás reconocemos alguno referente pero que en la sintaxis general nos hace, sin duda, perder el pie. Es la zona planteada por el curador para la obra de Ferdinand Kriwet (1942, Düsseldorf, Alemania).

Una siente que este es uno de los espacios mejor articulados del Pabellón de Pabellones, en lo que es la sede de la segunda bienal de arte más importante del mundo. Porque el bombardeo esquizo no da respiro, y si nos sostenemos de pie en el centro, entre las cuatro cajas negras que proyectan fragmentos de películas diversas: desde el hombre en la luna a publicidades históricas fuera de contexto, lo que acentúa la noción de espectáculo, de teatro dentro del teatro… Las cuatro bocas de esas cajas de proyección dan a un centro donde los espectadores nos detenemos, giramos sobre nosotros y vamos viendo esa otra película que hacemos, zapping derviche, incorporación definitoria de las imágenes, placer de ver y cambiar.

El marco de la propuesta de Kriwet en esta 30ava Bienal son los muros completos, del piso al techo con logos, dibujos, palabras, identidades de marca, branding redundante que se explora en un relato circular y compacto, interminable, multisoporte, donde el espectador debe sumarse al bombardeo de letra, contorno y color en un pacto de morfologías adivinables, ubicables y traducibles en la impronta mental conocida, pero que en el conjunto provocan un vértigo visual que puede resolverse en placer, o en huida.

Ferdinand Kriwet es un artista multifacético, de estas interesantes creatividades que la Bienal ha felizmente logrado exponer y relatar en el continuo de los tres pisos del Ibirapuera, poblados de artistas inclasificables que militan por el lado de la obra de arte total. Hemos dicho en otras notas que esta es una bienal de artistas, o que al menos aproxima la reflexión por el lado de los lugares posibles de los artistas hoy.

Kriwet es un artista multimedia que se destaca por sus películas y obras experimentales para radio y televisión a lo largo de las décadas del 60 y 70.

Filmes como “Apollo Amerika” (1969) y “Campaña” (1973), son considerados “documentos artísticos” en el registro de la historia del siglo XX y su gran herramienta autoreferencial: los medios de comunicación de masas y los relatos publicitarios, con su contrapartida en el campo de la percepción de los ciudadanos.

Así mismo ha creado sus “Hörtexts, Radio Texts” donde investiga los ruidos y la comunicación sonora experimental en programas de radio de frecuencia de onda corta, media y larga.

Sus “Sehtexts” (textos visuales) han influido en centenares de artistas, y han sido recientemente editados como LPs de collages sonoros.