San Sebastián en su 60ª Edición: Apuntes previos al Festival

0
8

Considerando la crisis de España, una se pregunta cómo se mueve el único Festival Clase A del país, asociando con nuestro querido Mar del Plata, con igual característica… y atenta siempre a esos rumores que amenazan con su extinción, (supuestamente, por razones presupuestarias).

- Publicidad -

Consciente que un Festival como San Sebastián, no puede compararse con Berlín, ni Cannes, ni Venecia, todas ciudades e infraestructuras diferentes es bueno saber con qué presupuesto y criterios se manejan.

Dice José Luis Rebordinos, su director- hemos bajado el dinero público en 225.000 euros: 100.000 de la Diputación y 125.000, que aportaba la Agencia Española de Cooperación Internacional para el desarrollo con un programa que ha desaparecido tras los recortes del gobierno español…hemos perdido 400.000 euros de sponsors privados respecto del año pasado, pero en cambio hemos conseguido 660.000 en nuevos, sumado a la Industria del Gobierno vasco, que ha aportado 270.000 para el foro de coproducción. Por lo que tenemos el mismo dinero que el año pasado.

San Sebastián para estar cómodos necesitaría 9 millones… pero uno se acomoda, si se piensa que Berlín cuesta 18.000 y Cannes 30 y tantos. Lo que es imprescindible tener en claro, que estos festivales, a los que se suma Venezia son más importantes, pero cada festival a su medida ofrece cosas diferentes. Lo esencial es no perder la competitividad, ni la personalidad.

San Sebastián contrata 25 personas durante el año, y le da trabajo a 450 más durante el Festival, y gran parte de ese presupuesto se gasta en la ciudad, en hoteles, restaurantes, imprentas…etc. Por lo que el festival genera más de lo que cuesta.

La taquilla que el año pasado llegó a 600.000 es una fuente importante de financiación, para este año han redoblado las estrategias-con abonos y otras propuestas- para poder incrementar la recaudación. Pensando el modo en que se mueve el público y tratando se facilitar el acceso al público joven.

Es común en los momentos de crisis que la gente agudice su creatividad, y el cine español lo está demostrando. Se percibe una conciencia de que las arcas del Estado están cada vez menos disponibles y que hay que apuntar al ámbito de lo privado. No obstante hay productores, que a pesar de las dificultades son capaces de sacar adelante películas como Blancanieves de Pablo Berger, El muerto y ser feliz de Javier Revollo, o El artista y la modelo de Fernando Trueba.

Pero como 60 años no se cumplen todos los días, el festival se prepara para entregar 5 Premios Donostia. Los elegidos son: Dustin Hoffman, Tommy Lee Jones, Oliver Stone, Evan McGregor y John Travolta, todos sin excepción vienen a presentar sus películas. Se espera mucha alfombra roja!!!!!!! Está en el imaginario de los espectadores, y eso será siempre algo muy difícil de dosificar, aunque los tiempos sean muy diferentes en todas partes del mundo.

Una gran idea fue la gala de inauguración con Arbitrage de Nicholas Jarecki que dará lugar a la presencia de artistas tan queridos de Hollywwod, como lo son Susan Sarandon, premio Donostia 1995 y Richard Gere (2007).

Es la mejor manera de soplar las 60 velas de la tarta de cumpleaños del festival, el único de categoría A que se celebra en España. Habrá cinco premios Donostia (Oliver StoneEwan Mc GregorDustin HoffmanJohn Travolta Tommy Lee Jones) y una agenda tan repleta que los agentes de prensa y los representantes de los actores no son capaces estos días de encajar todas las piezas del puzzle. La única jornada ‘ligera’ será la del miércoles, día en el que los sindicatos nacionalistas han convocado a  una huelga general.