Marina Curci: Abismo

2
23

Dos años de investigación dan como resultado una muestra exquisita. El imaginario de Marina, una vez más, propone la experiencia de habitar otra atmósfera.


Marina Curci es una pintora argentina que aborda la naturaleza proponiendo un diálogo entre estético y científico, donde el resultado es una tensión inquietante, opaca, incierta y sumamente poética.

Hay un año decisivo: 2006, ya que allí realiza su viaje a la Antártida, compartiendo la vida cotidiana y pintando a bordo, ni más ni menos que en el buque Rompehielos Argentino Almirante Irizar, reafirmando su práctica de trabajo en el plein air, única mujer pintora que ha recorrido como artista viajera esas latitudes.

De esta experiencia fundante en su carrera saldrá la primer exposición que tituló Detrás del círculo polar, de 2008. Esta primera serie es un homenaje a los pintores viajeros, en un lenguaje más naturalista desarrollado a partir de la acuarela, su fluido esencial, a partir del cual construye una suerte de libro de observaciones directas.

Luego sigue su práctica investigativa siempre desde un acercamiento vivo a la naturaleza extrema, un permanente salir al motivo, dibujando en la montaña, en el hielo, convirtiéndose en escaladora, buscando siempre lo espeso y traslúcido de la experiencia visual para convertirlo en propuesta estética.

Parte de lo que se presenta en esta nueva serie, El Abismo, estaba contenido en En el bosque, la propuesta anterior, presentada desde dos características constructivas diferenciadas: las pinturas aéreas y las pinturas de primer plano y a la línea del ojo, mucho más inclusivas, para decirlo de algún modo. Ahora Curci retoma estas segundas obras, que serán su Jardín Oceánico, y elabora un diálogo entre su imaginario y la posible construcción realista de ese mundo inhabitable y abisal, para intentar justamente, una nueva utopía: habitar ese espacio.

La construcción de esa atmósfera extraña y fascinante, le permite velar y develar, en un doble juego, otra Antártida, donde la plasticidad de la composición organiza figuras de la naturaleza paridas desde una sensibilidad propia, y por tanto, sumamente poética. Para ello sigue siendo central el particular uso y experimentación que Marina realiza del color, a través de sus investigaciones en la materialidad, trabajando como es su característica desde la acuarela, pero sumando lápices flúor y dorados, y distintos soportes de aplicación de distintos tipos de pasteles, como el pastel carbonilla y el pastel óleo, sumando elementos como el dorado a la hoja. Asombrosamente, esta serie es irisdiscente, brilla, apropiándose del efecto de la luz que en las fosas marinas refractan sus seres orgánicos.

El soporte físico sobre el que trabaja es papel montado sobre tela y enmarcado en caja negra, por supuesto, sin vidrio. Esto conjuga de manera especial su apuesta de llevar al máximo lo textil de un material a simple vista poco asible por lo fluido, que es la acuarela.

Es asombroso como Curci logra que este material se convierta en materia, tenga presencia compacta y aparezca como un sólido. La superficie de sus obras están atravesadas de capas, velos y desvelos, índices gestuales y pinceladas. Este es otro aspecto característico de esta artista, ya que ella produce sus propios pinceles, investigando en la herramienta misma.

Muchos de estos aspectos que señalamos, sin dudas, están en relación a su lugar como discípula de Guillermo Roux, con quien también ha colaborado en la confección del mural “La Constitución guiando al pueblo” para la Legislatura de la Provincia de Santa Fe.

Trabajando desde la total libertad, en un diálogo naturaleza / materialidad pictórica, Abismo es una propuesta de 2 años de labor y 12 obras consteladas que logran convertir el espacio de la galería de Roxana Olivieri en un fragmento de otro mundo imaginario, abisal, profundo y conmovedor, terriblemente poético, indefinido y espeso.

Muestras individuales de Marina Curci:
2012 Abismo – RO Galería de Arte
Hielo – Museo Urbano
2010 En el bosque – RO Galería de Arte
2009 Espesura – RO Galería de arte
2008 Detrás del Círculo Polar – RO Galería de Arte
2007 Semillas II – RO Galería de Arte
2006 Semillas – RO Galería de arte
2004 Piso 25 – Fundación Guillermo Roux
2000 Entre Aguas – Manzana de las Luces
1995 Marina Curci Dibujos y Pinturas – Galería Navone

 Serie En el bosque, Jardín Océanico, (serie anterior)
150 x 100 cm. Acuarela, pastel tiza y lápices de color 2010

  • Solo pude ver dos cuadros, me fascino el primero, el de las ramas , tengo la sensación de la cercanía, muy vívida la imagen y muy mágica. Raquel.